viernes, 17 de diciembre de 2010



La risa. Es esa explosión de felicidad donde los motivos son lo menos importante, ya que lo que cuenta es compartirlo con los que tienes a tu lado. Es verlo todo de una forma tan sencilla que la seriedad pierde sentido. Es convertir un momento en eterno, porque por mucho que pase el tiempo, vuelve a hacernos reír. Es liberarse de todo estrés, olvidarse por unos momentos de lo que nos oscurece el corazón, y llenarlo de optimismo. Es sentirse tan lleno por dentro, que de alguna forma hay que hacer que salga fuera, para contagiar a todo el que esté cerca tuyo.
Es cada sentimiento positivo elevado a la máxima potencia, volviéndose casi imposible de plasmar con palabras.
Es la risa tan poderosa, que con sólo verla en una fotografía consigue al menos dibujarte una sonrisa. Y si la fotografía contiene personas a las que quieres especialmente, esa sonrisa se hace tan grande que sientes que no necesitas nada más para sentirte feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo! / Thank you for your time!