miércoles, 16 de marzo de 2011



Japón:

Ese pequeño archipiélago situado en la parte más oriental de Asia. Aparentemente insgnificante en comparación con el resto del mundo, pero tan fuerte en realidad... No sólo por sus grandes producciones en todos los ámbitos, sino por la cantidad de cultura y vida que alberga. Son muchas las modernidades que nacen de allí y acaban triunfando en todo el mundo, pero no es esa la clave de su reconocimiento mundial, al menos no para mí. Tienen algo, aún a día de hoy no sabría concretarlo ni definirlo con exactitud, pero que logra quedarse impregnado en los corazones de muchas personas. Para unos será un viaje, para otros pequeños detalles de infancia que han ido creciendo con ellos, o quizás para otros sea alguna canción que ha marcado su vida. Pueden ser mil y una posibilidades, pero todas se basan en un mismo factor: el recuerdo, el no querer borrarlo de nuestras vidas aunque pase el tiempo. Consiguen que, aunque la vida dé muchas vueltas, si alguna vez fue importante para tí, te haga volver a él. Primero pudo haber empezado como algo más a lo que aficionarse, pero va creciendo un afecto por ello que parece no acabarse nunca. Aprecias cada uno de sus rincones urbanos, así como las zonas más rurales y naturales. Su cultura, su forma de ser, son tan maravillosamente diferentes... Hacen que la sociedad coja otro color más suave, con al menos un poco más de orden y sensatez. No importa cuántos estilos o ideologías existan, se basarán siempre como mínimo en el respeto y educación. Hacen que ames a su gente y su forma de vida sin ni siquiera haberlo experimentado de primera mano.

Son una fuente de vida que, por desgracia, geográficamente no tienen mucho a favor... Pero al fin y al cabo es una fuente de vida, no debería secarse o destruirse nunca. Es demasiado valiosa como para que desaparezca sin más, haciendo que su gente se vea obligada a dispersarse por el mundo.
No quiero ni imaginármelo... No quiero pensar que cada vez sea más probable que por seguridad deba ser abandonado antes de su inminente destrucción. No me imagino un Japón repartido y sin lugar propio, sin un "hogar" en el que sentirse acogido.
Han pasado años, han soportado con un valor inquebrantable todo lo que les ha azotado, pero nunca se habían dado circunstancias tan negativas en tiempos tan poco oportunos... Muchas pérdidas, y muchas de ellas humanas. Pocas soluciones, y pocas de ellas immediatas. La gente teme por su futuro, cada vez queda menos optimismo e idealización del mañana. Nadie sabe a qué más aferrarse para seguir adelante, y el mundo se contagia de una gripe derrotista inevitablemente realista.

Sinceramente, ni siquiera yo misma sé cómo autoengañarme para que no me preocupe... pero sí sé una cosa: voy a seguir apoyando sentimentalmente, no voy a pensar que se va a terminar mientras quede un 1% de posibilidad de salir adelante. Seguiré orando por Japón, por sus gentes, por mi pedazo de corazón que vive con ellos. Voy a seguir teniendo como propósito el visitarlo algún día y verlo con mis propios ojos. Voy a desearlo con todas mis fuerzas para que la espera valga más la pena y esté más motivada.
Japón, sé fuerte. Que sepas que no sólo cuentas con tu propia fuerza, muchos somos los que haremos que esto sea menos duro. Vamos a permanecer juntos, aunque miles de kilómetros se opongan, porque eres parte de nosotros. Todos estamos bajo el mismo cielo, todos somos hermanos, todos merecemos vivir.


Japón: Uno de mis soñados hogares que más admiro y aprecio.


De parte de una simple persona entre un billón, pero que te quiere como si llevaras con ella toda la vida.


Puppycake ~

viernes, 11 de marzo de 2011


A veces me gustaría preguntar a un grupo de personas cercanas a mí: ¿Cómo me describirías?
Lo haría, muchas veces estoy a punto. Pero al final cambio de opinión, tengo miedo de que cada una sea diferente.

Me pierdo entre tanto intento de mostrar confianza o simplemente dejarme llevar... Al final acabo descubriendo 1000 caras que cuando quieren unificarse no encajan.

Me pregunto cuándo podré dejar de darle vueltas a esto...




Puppycake ~