martes, 27 de junio de 2017

80s are back!

No sé qué voy a hacer una vez me gradúe, porque al parecer solo actualizo esto cuando estoy en mitad del estudio o mientras preparo una presentación oral xD (en este caso la del TFG).

¡En fin! Para no dejar eternamente el post anterior con sad vibes (pls don't worry! I'm fine now ^^) comparto un vídeo de una canción que llevo varias semanas escuchando de vez en cuando. Esta en concreto es del grupo Fifth Harmony, al que conocí porque es el favorito de una amiga. Lo curioso de esta es que la han "tuneado" un poco y le han añadido como toques de las canciones típicas de los años 80, que personalmente me gustan mucho~
¡Escuchad cómo suena! (si no habéis escuchado la original tampoco se notará la diferencia, pero es guay igualmente jaja).
A mí personalmente me pone siempre de buen humor y me dan ganas de bailar 🎶



Si os gusta este estilo, os invito a mirar más vídeos de este canal. ¡Hay canciones muy chulas!
No sé qué tienen los 80 (y 70, 90...) que me transmiten muchas good vibes. El funky, disco e incluso pop noventero tiene algo mágico (?)


Y nada, con esto y un bizcocho me voy a seguir con el Power Point, que ya casi está 🙌🏻


¡Gracias por la visita y disfrutad del verano! ¡A beber mucha agua, eh!




domingo, 11 de junio de 2017

Llevémonos bien

Hoy es uno de esos días en el que procrastino en vez de avanzar faena en los que me veo sin reservas de energía. Me he quedado sin. Y por no usar a nadie de paño de lágrimas (aunque no es nada grave), necesito escribir. Porque quizás, incluso esta situación, puede hacer recapacitar a alguien en algún rincón del mundo (que sepa leer español, lol).

Mi personalidad es un tanto rara especial, y entre las muchas cosas que he tenido que ir asumiendo como rasgos de mi carácter que no se pueden cambiar mucho, se encuentra una empatía aguda, intensificada más aún si se juntan razones de justicia o verdad. 
Me explico: soy una persona que siente muy intensamente los sentimientos propios y especialmente los de los demás. Además, valoro mucho (casi por encima de todo) lo que está "bien", sin entrar en matices ni relativismos. Simplemente "lo que se supone que hay que hacer, lo que es correcto". Y me choca mucho cuando hay personas que no lo respetan (y no precisamente porque no lo entiendan o no se lo hayan explicado). Gente que simplemente hace cosas "malas" porque sí, porque yo lo valgo y porque puedo. La verdad, si les afecta solo a ellos en concreto, tampoco me importa mucho, al fin y al cabo son ellos los que sufren las consecuencias (si son personas que no me importan, claro). Pero... si hacer algo malo afecta a mi alrededor o a mí directamente... me frustra mucho, muchísimo. ¿¡Cómo les sale hacerlo y quedarse tan anchos!? Y encima no aceptando correcciones o ni tan siquiera consejos u observaciones. 

Bien, seguro que estaréis pensando "pues pasa de ellos, que no te afecte".
Ojalá.
Porque si es algo que viene de alguien muy cercano, ¿qué se supone que hay que hacer? ¿Sigue siendo tan fácil pasar? Cuando es alguien en quien decides volver a confiar o darle más oportunidades porque realmente lo aprecias y que vuelve a cargárselas a propósito, no "sin querer". 
Me agota. Me hunde. Me vacía de energía. Me hace sentir como una lata de Cocacola llena de aire que va soltándolo con suspiros constantes.


Perdonar es una de las sensaciones más maravillosas que existen. Pero que usen ese perdón para volver a hacer algo malo una vez, y otra, y otra, y otra... mata. Y que los de tu alrededor vuelvan a confiar también, pero no se enteren de que se les ha traicionado hasta que no se les dice... Jugar así con la bondad de la gente, ¿¡en serio es tan fácil para algunos hacerlo!? Sinceramente me cuesta imaginarme que alguien haga algo malo una y otra vez y que no sienta ni una pizca de remordimiento. Porque le funciona, le va bien. 
Pero hay gente así. 
Existe la maldad. 
Y cuanto más dejas que crezca en una persona, más costará de arrancarla con el paso de los años.

Yo ya me he rendido varias veces. Digo varias porque al final siempre vuelvo a intentarlo. "Va, esta es la última que lucho por esa persona". Pero vuelve a hacer daño. Se calma la situación y dices "bueno, habrá recapacitado, olvidémoslo."
Y vuelve a hacer algo malo.
"Que dejes de darle tanta importancia, Patri. No merece que te sientas tan mal cuando la otra persona ni se inmuta."
Vive en mi casa. Le veo todos los días. Nos cruzamos para entrar y salir de la cocina, del baño, del comedor... Le he visto crecer. Aunque no lo parezca, me preocupo mucho porque tenga una vida que le traiga cosas buenas, intento enseñarle cosas que puedan serle de utilidad, que explote todo su potencial (que es mucho). Porque realmente ansío con toda mi alma que sea feliz y sin tener que recurrir a malas prácticas. ¡Vivir correctamente es de lo más gratificante que hay!
Pero no. Lo único que soy es un estorbo. Mi presencia solo se ve como una molestia porque la otra persona no puede salirse con la suya haciendo cosas que no están bien (pero no porque no me gusten a mí, ¡sino porque le van a traer cosas negativas!).
Aunque intento llevar a la práctica lo de "no hagas el papel de madre" (deformación profesional de hermana mayor, lo siento), no puedo evitar decir las cosas claras cuando se están haciendo mal. Sobre todo cuando los de arriba no son conscientes. Yo tengo esta mini maldición añadida de darme cuenta de cuando algo no va bien en una persona, así que suelo verlo antes. 

Siempre estoy en un dilema. Si lo digo, habrá bronca y mal ambiente otra vez. Si no lo digo, seguirá y acabará yendo a más. Y yo no puedo hacer ver que todo va bien ni sonreírte en la cara cuando tú te estás riendo en la mía sin apenas mover la boca, poniéndola de Poker, fingiendo.
¿Qué hacer, entonces?
Al final, pase el tiempo que pase, por muy cliché y aburrido que suene:


No con esa cara sonriente, porque en realidad dar el paso de decirlo es un esfuerzo físico, incluso. Pero sí, siempre me mueve la justicia. La conclusión final siempre es la misma: la verdad siempre por delante.
Y más en familia. No debería cuestionarse.

Y cuando la haces pública, se recibe como traición. Irónico, ¿eh? Se ríen de ti (no literalmente, sino haciendo cosas en secreto) pero cuando sale a la luz el traidor es el que dice la verdad.
Al principio luchaba mucho, me tiraba mucho rato dando vueltas al asunto y razonando el porqué, por qué deben cambiar según qué actitudes y conductas. Me quedaba afónica, literalmente. Pero como al final se va exaltando todo más, me acababan mandando callar y yéndome. Me quedaba con palabras en la boca y los que se quedaban solo hacían que apoyar y "compadecer" al que ha hecho mal. Porque claro "las cosas se tienen que hablar, no pasa nada, todos hacemos cosas". Y mientras, la aplicación de justicia volvía a morir en el intento.

En fin, que, aunque no lo parezca, cuando digo las cosas directamente es solo porque realmente considero que algo se está haciendo mal y se tiene que decir para que se corrija. No porque me encante destapar cosas, ver cómo castigan a otros, disfrutar de la "victoria" ni nada por el estilo. Mi tendencia natural es minding my own business y vivir en paz, ¡si no hay nada que más valore que la armonía! Así que si digo algo es porque realmente considero que tiene que decirse, porque sé que no descansaré tranquila con esa mini conciencia dando golpecitos en la oreja. Y porque otros no lo están viendo y el tiempo pasa y nadie. hace. nada.
Odio cuando hay indiferencia frente a una injusticia. No puedo. Soy reservada, pero en estos casos no puedo callarme.

Sé que puedo ser muy directa e ir sin rodeos cuando digo la verdad. Sé que puede ser "de mal gusto" ser yo quien diga a alguien lo que está haciendo mal otro. Ojalá no tuviera que hacerlo.
Pero más me duele ver que mentir se ha convertido en una lengua materna, con la que poco a poco acaban conversando todos sin darse cuenta de lo que significa en realidad. 
Me encantan los idiomas, pero yo no voy a hablar en el de las mentiras. Y mucho menos voy a conversar con otra persona con eso. Si hace falta me voy diciendo "Sorry, I don't speak your language".

Pero a pesar de todo, me duele. Aunque "gane" la verdad y se haga justicia (medianamente), me duele que haya tenido que salir así, que se interprete como traición, tener que obligarme a que al día siguiente mi mente haga borrón y cuenta nueva para seguir sonriendo, tener que esforzarme para ser amable siempre y que tengas la sospecha de que vuelvan a aprovecharse de tu esfuerzo y buenas intenciones. Me duele escuchar cosas como "ojalá te vayas ya", "siempre lo desmantelas todo", "y tú a ver si me dejas en paz ya", "tengo más de una madre", "más bien me da asco (lo que hago)", etc.
Sé que cuando te enfadas sueltas cosas sin pensar, pero me llegan. Y si son cosas que describen algo que no soy ni tengo intención de ser (falsa, traicionera, hipócrita, pesada, etc.) me quedo totalmente vacía. 
Que interpreten todo el esfuerzo que he hecho por amor, por preocuparme y por justicia como algo que causa repulsión... me mata. Porque bastante me cuesta dar el paso de hacer el bien, porque bastante me entristece ver cómo se sigue haciendo lo malo sin remordimientos, porque me hace dudar: ¿así me ven?, ¿así soy?
Me hace plantearme tirar la toalla. Ir en contra de mi persona y ser alguien que no sienta, que no se preocupe, que no busque lo mejor para la otra persona. ¿Debería simplemente vivir ignorando lo que pasa? ¿No hacer nada cuando veo sufrir a los demás por culpa de alguien? ¿Quedarme de brazos cruzados y ver como una persona con un fondo increíblemente bueno se deja corromper?
Me lo he planteado tantas veces... pero me resulta imposible ir en contra de quien soy. Trae problemas, pero me resulta imposible ignorar lo malo y no intentar poner solución. No puedo seguir viviendo tan ancha sabiendo que hay alguien que quizás necesita que le digan "oye, te estás equivocando, cuidado."

No puedo. 

Pero debo hacerlo. Al menos eso parece. 

Ha llegado un punto en que me aterra escuchar más acusaciones hacia mi persona, saber que alguien desea que me vaya, saber que mi existencia le provoca sentimientos de odio. Saber que aunque me esfuerce por pasar página y sonreír de verdad porque realmente he perdonado, la otra persona solo está interpretando un papel, que es una calma aparente. Me aterra pensar que soy feliz con alguien y esa persona sonríe y ríe, pero que no siente nada, más bien lo contrario. O peor, luego se ríe a mis espaldas. Me aterra pensar que cuanto más me esfuerzo por ayudar solo trae problemas a otra persona, solo causa el efecto opuesto. Me aterra sentir al 100% por si luego en realidad estaban fingiendo. Me aterra no sospechar por si vuelven a soltar que en realidad me odian.

Está llegando un punto en que estoy empezando a dudar de si siento de verdad o si realmente finjo estar feliz. De si realmente estoy rota pero por evitar preguntas y preocupación prefiero transmitir buenas vibraciones. ¿Es real mi sonrisa? ¿Es real mi actitud positiva cuando estoy con otras personas? ¿Siento emoción, miedo, sorpresa?
¿Siento algo que sea real?
¿Siento?

Me siento 100% como Shinji

Sea como sea... mira, llevémonos bien, ¿vale?
Es igual. 
Sé que podemos pasar temporadas menos buenas, pero lo único que quiero que sepas es que todo lo que haga tiene una intención buena detrás. Nunca haría algo para herir. Soy demasiado empática, sufriría yo también, sería un suicidio.

Solo eso.

Así que por favor, no dudes de mí. No tergiverses mis intenciones. Si algo no queda claro, por favor, pregúntame.
Pero no me odies. Por favor, no me odies.
Puedes alejarte de mí, puedo irme si quieres. Algún día lo haré, no te preocupes.
Pero no me odies. Y busca el bien. Siempre.
Aprende de los errores. Reconoce que lo estás haciendo mal, que no todo es por alguna razón ni siempre eres "el desgraciado". Haz un cambio de actitud y deja de hacer ya lo que no está bien. 
Deja de mentir.
No mientas más. 
No te mientas más.

Llevémonos bien, no vale la pena malgastar tiempo discutiendo, ocultando, señalando ni haciendo daño.
Llevémonos bien a pesar de nuestras diferencias. Hagamos ese esfuerzo (¡que en realidad no cuesta!).

Pide perdón, pero acompáñalo de cambios.
Y te perdonaré, incluso antes de que cambies.
Las veces que haga falta.







Vivamos todos intentando hacer el esfuerzo de mantener buen ambiente, por muy diferentes que sean nuestras opiniones. Respetemos. Si hay que decir las cosas, que reine el afecto y no la acusación. Hablemos el tiempo que sea necesario para solucionar algún problema. No interpretemos un papel y en la intimidad dejemos que nos corroa el odio. Es veneno que bebe uno para sí mismo.
Veamos a los demás como alguien superior a nosotros mismos, y nunca habrá necesidad de señalar. Imagina, si todos nos tratáramos como superior a nosotros... ¿habría alguien sintiéndose superior a los demás? No. Entonces, ¿habría alguien haciendo el mal a otros? No. No existiría tal cosa.
Quizás es un poco utópico, pero al menos hagamos el esfuerzo. Y aprendamos a corregirnos a nosotros mismos.

No cuesta tanto, no hace falta ser amigos íntimos. Simplemente dejemos que reine el respeto y las buenas intenciones.

Llevémonos bien

[ACTUALIZACIÓN: Me ha venido a pedir perdón. Hay esperanza :__]



Siento que el post sea más bien negativo, pero la verdad es que escribir me ha ayudado ^^
Espero que tengáis un buen junio y verano que se acerca 

lunes, 1 de mayo de 2017

Manzaning: ¡Que vivan los comercios locales!

(Que conste que este post no está patrocinado por la app, ¡simplemente la probé hace poco y me pareció muy interesante!)


¡Hola a todos!



¿Cómo se presenta mayo? :D Espero que bien, yo mientras sigo adelantando TFG (aunque ahora haga una mini pausa para estar por aquí, jaja).

¡Hoy os quería compartir una app que descubrí la semana pasada y que me pareció muy interesante! (Sí, aún hay apps que sorprenden y no son copias, como las 384729 versiones de linternas para el móvil xD)

Se trata de Manzaning, y no tiene que ver con frutas -u-

Esta app con sede en Barcelona intenta promocionar la compra en las tiendas locales, es decir: intenta ayudar al pequeño comercio. Me parece muy buena iniciativa ^^ Porque hoy en día todo se va haciendo en centros comerciales o incluso desde internet, y las tiendas de toda la vida van muriendo poco a poco... De hecho, su hashtag "lema" es #Defensoresdelbarrio.

Manzaning tiene acuerdos con tiendas de toda la ciudad, y en el menú puedes buscar las que más te interesen (ya sea buscando el nombre el concreto, o explorando por tipos).



A pesar de que pueden enviarte el producto a casa y no te pasas por la tienda físicamente (eso sumaría unos pocos de gastos de envío), les compras a ellos directamente y aportas al comercio :) Lo mejor es que es un trato muy directo y personal, ya que para comprar puedes seleccionar un producto de la lista que ofrece la tienda, o abrir el chat para hablar con el dependiente directamente. Es como ir a preguntarle a la tienda qué te recomienda, pero desde tu móvil :D Así que ya no hay excusa para no comprar allí, se hace desde dondequiera que estés. 

Lo mejor es que, si compras desde la app, ¡muchas veces hacen ofertas!
De hecho yo la empecé a usar por eso (espíritu ahorrador xD). Vi que en el instagram de Missha Barcelona decían que estaban en Manzaning y que daban un código promocional a quienes compraran a través de la app. Como justamente me estaba quedando sin BB cream, no me lo pensé y fui a buscar el producto. No aparecía en la lista, pero abrí el chat para hablar con la dependienta y muy amablemente me pasó el enlace y el código promocional que debía introducir para el descuento ^^

En mi caso, como estudio en Barcelona, pensé en recoger el producto en la tienda directamente y así me ahorro los gastos de envío, pero si no se pudiera, te lo pueden enviar a casa ^^
No es por nada, pero lo que normalmente costaría 18,90€ se me quedó en... ¡8,90€!


Creo que el código solo se puede usar una vez, pero mira, al menos tengo producto para unos meses más por un precio ideal.
La BB cream que compré es la que he mencionado más de una vez y que de momento es mi favorita desde hace unos 3 años y pico: Perfect Cover #23 de Missha (dejo aquí la review que hice hace un tiempo).


En realidad estaba esperando a que se me gastara la que tenía para probar otra nueva (que por cierto, por probar la compré en Aliexpress por 4 euros porque estaba a punto de caducar, pero MALA IDEA. No lo hagáis, nunca compréis cosmética a punto de caducar porque el producto está en peores condiciones y puede dañar la piel). 
Quería probar la Aqua Petit Jelly de Holika Holika porque leí que es para pieles más bien grasas y que es ligera, pero bueno, en otra ocasión~ 

Aqua Petit Jelly
Volviendo a Manzaning, ¡la experiencia comprando con la app ha sido genial! El trato directo con los dependientes, el pago rápido y sencillo (introduces tus datos de tarjeta bancaria), rapidez, ¡y además se ayuda a los comercios locales! ^^ Hay que aportar en lo que tenemos aquí también, que es muy valioso.

No os preocupéis por lo de comprar, es totalmente fiable. Yo no he tenido ningún problema :)

Os dejo aquí el enlace a la web de Manzaning para que leáis más al respecto, veáis el vídeo de presentación, etc.
No sé si estará disponibles para tiendas del resto de España, ¡pero seguro que si les va bien van ampliando el catálogo!

¡Ah! Si os la descargáis, la primera compra os sale con gastos de envío gratis :D

Dejo aquí también un artículo que habla sobre la app y cómo funciona.




¡Nada más!
¿Sois muy de comprar a través de apps? :) Yo la verdad es que sí, jaja
Desde Wallapop hasta la app de Aliexpress o las que vayan pareciendo interesantes. ¡Es muy cómodo!

Espero que siga yendo bien mayo, ¡ánimo a los que estéis en las últimas semanas de curso!

Muchas gracias por la visita~

lunes, 23 de enero de 2017

¡No oí la alarma!

Ay, ¿ya 2017? ¡No oí la alarma cuando sonó!

(Resumen de lo que sería mi vida en este blog xD)

🌟 ¡Hola! 🌟

Después de 23 días de 2017, he decidido que era el momento idóneo para actualizar este rinconcito al que (aunque no lo parezca) echo de menos dedicarle más tiempo. En realidad hoy no he ido a clase porque estoy fatal de la garganta y procrastino en vez de adelantar faena.

¡¡Feliz 2017 a todos!!

Año nuevo, look nuevo. Hoy estuve retocando un poquito esto~

▪️ Cosas nuevas: 
🆕 Formulario de contacto para cualquier cosa que me queráis decir por privado. 
🆕 Notificación por e-mail cada vez que suba un post nuevo (tranquis, no se ve quién se apunta. O al menos no voy a controlarlo).

Volviendo al 2017, ¡espero que el año haya empezado con buen pie, que vuestros exámenes estén acabando de ir bien, y que vuestros trabajos o estudios extraescolares/adicionales también estén yendo bien!
En mi caso, en mi uni siempre tenemos los exámenes antes de Navidad, así que no me puedo quejar de descanso~ (luego ya nos tocará pringar en marzo y en junio xD).



(Aviso: reflexión extensa)

Estos meses de hiatus/pausa bloggera, he estado reflexionando mucho sobre Internet en general. Me planteé si debía seguir usándolo como hasta ahora, hasta qué punto compartir información, dónde, a quién, etc.
En el caso de este blog, por suerte es "seguro" porque solo lo conoce gente de confianza o quien lo sigue porque le interesa mínimamente. Aun así, con el tiempo he ido pensando seriamente en esta frase:


¿Os parece acertada? Hace un tiempo que la vi y me hizo pensar...
A veces decimos demasiado.

En mi caso, como en la vida real no suelo hablar mucho de mi vida (más personal), siempre me he desahogado mucho en la red. No solo en blogger, es algo que me ocurre desde que tenemos acceso a Internet (como en épocas de myspace, fotolog, etc.). Eso ha dado lugar a que me deje llevar tanto por la escritura que, sin darme cuenta, voy revelando datos que seguramente nunca hubiera dicho públicamente. Tampoco cosas cruciales, pero sí pensamientos más personales que simplemente querían salir y fluir, pero no ser descubiertos por todo el mundo.
Paréntesis: ¡Emociona tanto ver por escrito tus pensamientos! Porque en la mente no tenían ningún sentido, pero una vez se plasman, se ordenan mágicamente.
Cómo me imagino el interior de la mente
Pues lo mismo ocurre con mis planes de futuro (muchos que incluso no están ni definidos, solo en fase de "gestación", lo que significa que no siempre llegarán a cumplirse). Me he ido volviendo más celosa de mi mundo, del presente y del futuro ('celosa' en el sentido de 'protectora'). Me he dado cuenta de que muchas veces me paso hablando más de la cuenta sobre lo que hago y quiero hacer, simplemente porque me encanta compartir lo que me emociona y de paso ayudar a otros. Pero eso es una espada de doble filo...

Hoy en día, cada vez se comparte más, más y más. Cada vez más redes sociales y cada vez más funciones instantáneas (¡hay publicaciones que incluso están programadas para que solo duren 24h!). Pero no es solo eso: cada vez lo usa más gente. Eso incluye a tus amigos cercanos, claro. Pero también a tus familiares, compañeros de clase, vecinos, primos lejanos, conocidos... En definitiva, gente con la que normalmente solo cruzarías 2 palabras por educación. 

¡Y aun así te agregan!
Es como que todo el mundo pusiera cámaras en tu vida... Y lo gracioso es que están controladas por ti, ya que eres tú el que publicas. Es como una cesión voluntaria de tu privacidad. 

Al principio es divertido, incluso descubres facetas interesantes de gente que tampoco te llamaba mucho la atención. Pero creo que estamos llegando a un punto descontrolado... Ahora simplemente te da "follow" gente a la que les "suena" tu nombre o tu foto. ¡O incluso simplemente porque les has salido en "sugerencias"! Si eso pasara con gente que comparte cosas en común es genial, yo misma he conocido a gente increíble por Twitter, Blogger o Instagram.
Eso tiene un pase.

¿Pero que sea gente que sabe quién eres pero que pasa de ti en la vida real? ¿Alguien me explica el sentido?

Tuve una época que pensaba: "Bah, no tengo nada que esconder. Si no les gusta lo que publico, que simplemente dejen de seguirme."
Pero no siempre lo hacen.
Se quedan. No les gusta qué haces o qué dices, pero se quedan. 

. . .

¡¿Por qué?!

Solo se me ocurre que por puro cotilleo. Así que, ¿vale la pena regalar información de forma tan gratuita que solo alimenta los malos sentimientos?
No, definitivamente no. 
Así que en parte eso me ha llevado a echarme atrás cada vez que he ido a compartir algo, ya sea por aquí como por cualquiera de mis otras redes sociales. Porque aunque aparentemente tienes seguidores fiables, hay gente que no te sigue públicamente y aun así ve lo que publicas (lo comúnmente conocido como "stalkear"). 
Y por eso he ido poniendo cada vez más cuentas privadas :D No es que tenga nada que esconder que no deba saberse, pero es que no por eso debe regalarse a cualquiera. Tu vida, sea más o menos interesante, es tuya. Y hay que cuidarla. ¿Verdad que no iríamos por la calle gritando lo que pensamos tan alegremente? 

ACABO DE VER UN VESTIDO PRECIOSO EN ZALANDO, ME LO VOY A COMPRAR SÍ O SÍ.

(Es lo que me imagino cuando visualizo a alguien diciendo sus tweets en voz alta xD).

Sería un tanto "ok, bien por ti, lol", ¿verdad? Bueno, eso en el mejor de los casos, porque siempre habrán butthurt que encontrarán algo con lo que sentirse ofendidos (aunque sea con cosas aparentemente imposibles).

Si ya Google y Facebook han logrado controlarnos en gran medida (más de lo que se habla), no les facilitemos aún más la faena. Ni a ellos ni al mundo en general. Seamos cuidadosos. 
Yo por eso no dejaré de escribir, que lo haga no dependerá de "a ver si la gente se aburre con lo que pongo o me critica por lo que pienso" (para eso por favor, no leáis) x) Seguiré escribiendo porque realmente me apetece y me sienta bien.

Simplemente hay que saber poner límites. Podemos compartir, podemos incluso hacer amistades, pero podemos hacerlo con cautela: 

Opinando, pero sin dejarnos 100% al descubierto para que nos tiren dardos; compartiendo, pero sin hacer que otros se aprovechen de tu esfuerzo y lo reutilicen para ellos o se lleven el mérito (haciendo arte, aportando conocimiento, facilitando la faena al primero que pasa y no se ha molestado en buscar, etc.).
Y si ves alguien con quien podrías llevarte bien, siempre puedes pedirle que te siga en otra red social o podéis hablar por privado. Y muchas veces no se conocen directamente en las redes sociales básicas, ¡sino en foros o blogs mismos! Reitero mucho esto porque he hecho muy buenas amistades en Internet y sería una lástima habérmelo perdido por miedo o por cerrarme completamente.

Sé que, además, hoy en día es casi vital tener presencia en Internet para que te localicen empresas, o incluso para hacer contactos dentro de tu campo de especialización. Pero hay que ser muy cuidadoso con los límites que ponemos, si realmente estamos dispuestos a revelar nuestro 100% de forma gratuita al primero que pasa y a compartir la misma información con gente de confianza y gente desconocida al mismo tiempo.

- Si quieres tener presencia en Internet pero a la vez te gusta compartir de tu vida (porque te encanta escribir o hacer fotos, etc.): sé que es un poco pesado, pero si tuviera un nombre fácilmente reconocible, analizaría bien quién me sigue y me haría cuentas alternativas de las redes sociales que más usara. Ahí solo dejaría que me siguiera quien yo autorizara y en la cuenta general publicaría contenido, pero que no fuera tan personal (artículos, opinión en general, etc). Reservaría la cuenta privada para pensamientos más personales e incluso fotos (en el caso de que "necesitara" tener un espacio para publicar contenido).

- Si tienes un apodo poco reconocible o que no se relaciona contigo y no se ve tu cara en la foto de perfil (ni tuvieras cuentas vinculadas a otras redes sociales) es mucho más sencillo porque gente del "mundo real" ya no te encuentra tan fácilmente. Pero claro, eso "quita profesionalidad" si quieres enfocar tu red social más hacia el ámbito laboral. ¡Ah! Si usas el mismo apodo para todas las redes, tarde o temprano todos te acabarán localizando, así que también puede ser buena idea tener nombres distintos si quieres conservar tu privacidad pero a la vez te encanta compartir por ahí (a mí me pasa que no tengo ningún problema con escribir y que lean desconocidos, pero esto mismo por ejemplo ni se me ocurriría ponerlo en mi Facebook).

- Si en cambio ya de por sí eres de publicar poco, pues simplemente sé cuidadoso cuando lo que dices y saca partido de esa presencia en Internet, interactuando y participando de vez en cuando. Hoy en día, ya digo, es (casi) vital.

- Si te da igual quién te sigue y tienes todo público sin problemas, ya ahí no entro xD

Se trata de hacer balanza, ver en qué situación estás y ver lo que estás dispuesto a compartir.



Dicho esto, como siempre, si actualizo será un poco sorpresa xD Pero poco a poco he ido filtrando un poco lo que decir y compartir. 

Tengo muchos planes de futuro en mente, muchos objetivos, muchas metas, muchas ilusiones. Muchas de estas cosas no se cumplirán, pero mutarán en otras nuevas y no tiene por qué spoilearse a todo el mundo. Como decía la frase del principio "dejaré que el resultado sea el que hable". Claro que si alguna vez veo algo que quiera compartir lo haré, he conocido muchas cosas nuevas que me encantaría compartir y opinar sobre ellas. Pero iré con más cautela.

Y os animo a pensar en esto también :) No nos damos cuenta, ¡pero la era digital nos ha ido cambiando la vida! Hay que saber adaptarse sin que nos controle sin nuestro permiso.

Recordad que, aunque se borre, "todo lo que pongas en Internet, se queda en Internet".

Siempre hay ojos atentos
Así que sepamos distinguir, y también cerremos de vez en cuando los móviles, que sienta bien desconectar.



Gracias por acordaros de este rinconcito, y aún más si habéis leído hasta aquí ❤️ 
¡Pls no os cortéis siempre que queráis comentar! Estaré encantada de leer y responder.

Nos vemos