domingo, 8 de octubre de 2017

25.

Pastel que compró mi mami
Otro 6 de octubre. Otro año más, y esta vez con una cifra "redonda" o con cierto sentido de "importancia", parece mentira...
El 2 hace unos años que ya no me da miedo (aunque tardé un poco, jaja), pero justo cuando había conseguido acostumbrarme, va y llega el 5. Ese número que marca la mitad, el que está "igual de lejos que el número anterior y que el siguiente". El "limbo numeril", jaja. Un limbo, una pausa, una sala de espera... pero que no dura para siempre. Y, para qué mentir, pensarlo da un poco de respeto...

Recuerdo cuando escribí una entrada parecida en este blog al cumplir 20 años. Recuerdo la sensación de "no estar preparada" para tal cifra, de sentir que me había faltado tiempo para acabar de asimilarlo. Como cuando vas a un examen y piensas "¡solo un par de días más y habría venido con la seguridad suficiente!". 5 años después, curiosamente, esa sensación que se experimenta al cumplir 20 años la vuelvo a sentir. "¿Ya este número? ¿Cuánto rato llevo durmiendo? ¡Llego tarde y no estoy lista!"
Seguramente, en parte influye el hecho de haberme cambiado de uni y estar con compañeros 3 años más pequeños que yo, lo cual te hace ser aún más consciente de que, oye, llevas nada menos que 3 años de más encima. No te engañes, no te camufles.
"Ni que fuera tanto, ¡exagerada!", pensarán muchos. Quizás no lo es, objetivamente. Pero para mí, personalmente... significa bastante. No me malinterpretéis, me encantan los cumpleaños (aunque cada vez los celebre menos), pero siempre me ha costado aceptar el tener que crecer, tener que alejarte un pasito más de donde estás ahora, tan cómodo y seguro. Nunca me siento preparada, nunca. 

Y para más inri, soy la mayor de 3 hermanos. Soy la primera en pisar tierras desconocidas en cuanto a edad se refiere. En cambio, para ellos, llegar a cierta edad es como llegar a un apartamento donde ya está todo decorado y adaptado a sus necesidades. Nada les viene de nuevo, nada les intimida. Incluso creo que, seguramente, aun si fueran los mayores, tampoco sentirían ese miedo. Por su forma de ser, más que nada. El carácter de cada uno juega un papel importante en cuanto a "atreverse" o enfrentarse a lo desconocido, y ellos son bastante "echados para adelante", así que no tendrían problema. 

¿Adivináis cómo soy yo?
Exacto: todo lo contrario. 

A veces pienso que la cigüeña se equivocó al traerme a mí primera xD Ya con 4 años lo pensaba, mientras miraba desde el patio de preescolar a los del patio de primaria. "Ojalá tuviera un/a hermano/a que viniera a saludarme en la hora del patio...". 

Eran rejas parecidas a estas, separando los dos patios
Veía a mis compañeros y sentía mucha envidia e impotencia, sobre todo cuando, años después, me dieron la noticia de que tendría una hermana. Me alegré, mucho, pero también sentí presión por cumplir ese papel (sí, cuando te nombran "hermana mayor" piensas cosas así hasta con 4 años, que es cuando me pasó a mí, jaja). También es cierto que, a medida que creces junto a tus hermanos (y si tampoco hay tanta diferencia de edad), al final hay momentos que olvidas que eres el mayor y simplemente juegas. Pero la realidad vuelve a darte una colleja cuando los padres se van un rato fuera de casa y te dejan al mando, cuando tienes que vigilar a tus hermanos en el parque en vez de jugar sola o con tus amigos, cuando tienes que dar explicaciones cuando alguno llora (y piensan que es tu culpa), cuando los profesores te dicen si tus hermanos hacen esto o lo otro, o cuando tus padres dicen "hacedle caso a ella, que es la grande". 
Grande
Esa palabra que se repite hasta la saciedad entre hermanos (y que, curiosamente, ansían apropiarse los más pequeños). Esa palabra que, cuando cuando nace alguno de tus hermanos, te la repite toda tu familia. "¡Ahora eres la mayor!", "¿Quién eres tú? ¡La grande!"
Grande
¿Qué es ser grande? ¿Por qué tengo que serlo sin que me dejen opinar? ¿Por qué tengo que ser grande con 4 años, con 8 o con 10?

Cuando eres inseguro, 'grande'... es lo último que quieres ser.

"Yo no quiero ser la mayor, ¡que lo sea otro!"
Por suerte, cuando era más pequeña tenía primas adolescentes y nos veíamos mucho, así que para mí cumplían un poco ese papel. Pero solo por un rato, al volver a mi casa desaparecía el efecto.
Y mientras tanto, en el colegio... todas mis amigas soñaban con crecer. Todas las horas del patio jugábamos a papás y a mamás versionado 34983 veces. 
¿Adivináis qué papel hacía yo?

De hija. 
De hija pequeña.
O de perro, jaja.


Dejando ya de lado la infancia y volviendo a los 25, otra vez me han vuelto a sorprender sin estar lo suficientemente preparada. Aunque, ¿es que alguien lo está, realmente? ¿Alguien tiene previsto lo que hacer a cada edad?
En realidad no. Pero mi cabeza no puede evitar darle vueltas, como siempre. Sobre todo cuando a tu alrededor empiezas a ver a personas conocidas dando el salto al mundo adulto. Compañeros del colegio o de la UAB (mi primera uni) con trabajos consolidados (o casi), con máster/es hecho/s, estancias en el extranjero, y hasta familias en camino. Familias formadas por ellos, lo que (en la mayoría de los casos) conlleva boda, emancipación... ¡¡bebés!! (si es que quieren ser padres, claro).
La vida te da una bofetada a través de los demás, aunque ellos no lo hagan conscientemente.
Y aunque los tuyos quieran "consolarte" con lo de "no hay prisa", "hoy en día es diferente", "ya tendrás tiempo", "lo primero es lo primero (estudiar)" o "ya te llegará cuando menos lo esperes"... el 25 sigue ahí, mirándote, en silencio. Esperando a que le digas algo, saber si tienes pensado qué hacer ahora que va a estar un año viviendo contigo.

Si el 25 tuviera cara, sería esta
No obstante, con los años he aprendido algo que a veces se me olvida, como en estos momentos (tras cumplir años). Así que, qué mejor momento que recordarlo: la edad solo es un número. Tú sigues siendo tú. Y la velocidad de tu vida no la marcan los de tu alrededor (o los que sueles tener de referencia). Cada uno tenemos nuestro ritmo de vida, tanto diario como a largo plazo, y aunque suene a cliché, hoy en día no tenemos que preocuparnos por "llegar tarde" a ningún sitio o momento en concreto, porque literalmente "nunca es tarde si la dicha es buena" (en la mayoría de casos, al menos). Mientras tengamos la voluntad de seguir adelante y vivir cada año con la intención de ser mejores que en tiempos pasados (ayer mismo), no importa tanto si el resto tarda más o menos en llegar. 

Es más, por mucho que ya no seas un adolescente, puedes tener los gustos que quieras, todos son válidos y nadie puede vetarlos solo por tener X años. Gracias a Internet cada vez se tiene esta idea más asumida, porque ves a gente de todas las edades compartiendo gustos de todo tipo. 
Y es genial~

Otra cosa que he aprendido es que... ¡siempre hay gente maravillosa esperando a ser descubierta! Pasen los años que pasen, siempre hay personas que contribuyen a que el nuevo año que empiezas sea mejor (y de la misma manera tú puedes afectar a sus vidas). Ya solo por eso merece la pena seguir intentando vivir con optimismo. 
Si de algo me siento agradecida es precisamente de eso, de las personas que forman parte de mi vida cada año, tanto si ha sido breve como si tienen pensado quedarse. Y cuando se quedan es tan... ¡emocionante...! A la vez que un reto, porque la amistad no es algo que sobreviva por si solo. Hay que poner de tu parte, especialmente si es una que vale la pena y que ves que tiene una profundidad potencial. Hay que CUIDARLA, y a diario. Porque da igual las carreras que te saques, los viajes que hagas y los caprichos que te des. Si no tienes personas importantes en tu vida con quien compartir momentos o pensamientos, al final nada tiene sentido.

Y me avergüenza admitir que yo no siempre he tenido el cuidado suficiente con mis amistades este año... 
No quisiera excusarme, pero echando la vista atrás, me doy cuenta de que realmente si no lo he sabido ver a tiempo ha sido porque también me dejé bastante desatendida a mí misma. No totalmente, sino a mi lado más abstracto e invisible: a mi mente, a mi salud mental. Quizás fue todo un poco, el último año de carrera, los planes de futuro inciertos, los nervios, el estrés, el miedo a perder antes de llegar a la meta... Quizás por eso no quise "sobreesforzarme" con nada que no fuera lo principal en ese momento. Me dejé llevar por el "si no te gusta, eres libre de marcharte, no te voy a retener". Y aunque considero que es bueno dar cierta libertad, si termina desembocando en dar la impresión de falta de interés, tampoco está bien.
Ha habido momentos que me he planteado seriamente si sé conservar alguna amistad, porque parecía que a la larga o acabo estropeándolo, o se desvían nuestros caminos (inevitablemente). Me lo he planteado varias veces, así como darme un tiempo estando alejada de todo el mundo para volver y empezar de cero.
Pero justo antes de decidir dar el paso, en esos momentos previos a la acción... algo me decía, "espera".
No solo eso: "espera, y recupera a esas personas que tanto te aprecian antes de que sea demasiado tarde".

Cuánto me alegro de haber escuchado a esa vocecilla. 

Porque tampoco es que haya tenido que hacer un esfuerzo sobrehumano. Simplemente hacía falta cambiar el chip y recordarme a mí misma y a los que me importan que quiero que se queden, aunque no siempre haya sabido demostrarlo. Solo bastan unas palabras, y quien realmente te conoce, las entiende~ 

Quizás no lo he dicho, pero a pesar de los momentos alejados, os estaba observando en la distancia, asegurándome de que estabais bien.
A partir de ahora no me limitaré a eso :)
Aunque Internet quiera hacernos creer que solo con "likes" y "retweets" basta para interactuar, no voy a hacerle caso, porque no es así. No reduzcamos algo tan grande como es la amistad a un simple clic.

¡Agradezco tanto la paciencia y aprecio de los que puedo llamar amigos...! Lo curioso es que no siempre es el mismo número, no siempre es la misma intensidad ni se viven siempre la misma cantidad de momentos. Pero todas esas personas deciden compartir una parte de su vida con nosotros, y eso es muy importante.
Y bueno, luego también los hay que se quedan, de alguna manera. Año tras año. Y... es demasiado 💖


Por no ir más lejos, a pesar de que hace años que no organizo cumpleaños propiamente dichos, pensaba que los 25 debía de hacer algo un poco más "especial". Estuve pensándolo semanas antes, pero al final... me dejé llevar por la pasividad de "es otro día cualquiera, al fin y al cabo. Sé agradecida de que haya gente que se acuerde de felicitarte". Iba con esa mentalidad, con un agradecimiento REAL, pero con una actitud general conformista.

Y aun así...

Me llevé MUCHO más de lo que esperaba. Algunos del grupo de mis amigos de la familia, además de invitarme a cenar, traer bizcocho con velas y globos con el número 25, me hicieron una cena sorpresa y me regalaron esto:

El libro es el regalo conjunto, lo de LUSH es de parte de mi hermana

Esta es la bath bomb que me cogió~

Muchas gracias a mi querida amiga Lizz por organizarlo todo T_T 💖


Mi querida amiga Raquel también me dio una sorpresa, y fue a través de Steam:

¡Me emocionó un montón! ToT<3 td="">

¡Y ayer vi a dos amigos más y también me regalaron tanto la comida como unos detalles de lo más bonitos!





Ri-quí-si-mo



Y mis padres, a pesar de tantos años y de estar faltos de ideas, también contribuyeron~
Mi padre me dio dinero y mi madre fue a comprar esto:

Lo envuelto es una camiseta blanca, para ver si conjuntaba con una falda que tengo xD
¡Y también cocinó un menú especial! Pasta al horno gratinada con bechamel y bolas de hojaldre rellenas de carne:



Por "me llevé MUCHO más de lo que me esperaba" no me refiero a regalos, precisamente.

Me refiero a tiempo.

Tiempo que personas decidieron pasar conmigo o dedicarme a través de mensajes o audios. 
Me sentí MUY agradecida por tantos regalos, no esperaba tantos... Pero de nuevo, lo que más me emocionó fue ver que hubo quien quiso dedicarme un poco de su tiempo en un día como este.
Me sentí muy afortunada y querida. En un día entendí lo que significaba realmente cuidar de las amistades, de las que valen la pena. En estar presentes a pesar de pasar por tramos más difíciles. En no ver el distanciamiento como la única y definitiva solución. En realmente luchar por las personas que valen la pena, y apreciar que decidan quedarse y apreciarte.

Gracias, de corazón 💖
Sigo emocionada días después y prometo que tendré siempre presente todo lo que significáis para mí y lo que aportáis en mi vida. ¡Me esforzaré para aportar cosas buenas también en la vuestra!

Gracias por haberos quedado. 
Y si en un momento dado se separan nuestros caminos, que sea porque la vida nos tiene preparados planes emocionantes, lo único que en sitios distintos. Yo os seguiré recordando, y siempre tendréis las puertas abiertas.


No quería hacer una reflexión taaaan larga y mucho menos hablar de temas más allá del número 25 (¿de qué me sorprendo a estas alturas...?), pero mientras escribía he llegado a la conclusión de que... 25 años es un buen momento para dar comienzo a un nuevo capítulo. 
Es un buen momento para coger errores del pasado, reconocerlos y extraerles la lección correspondiente para actuar mejor esta vez. 

Todo empieza a partir de ahora.

No dejaré de ser yo, pero como cada año, seguiré moldeando mi forma de ser en la medida de lo posible para poder seguir mejorando como persona. Me esforzaré~



Por cierto, como cada año, IU parece ser que saca una canción acorde a los años que cumplo, me identifico con casi todo lo que dice, jaja
Os invito a escuchar la canción que habla de los 25, titulada Palette (¡activad los subtítulos!)


I think I know a little bit about myself now
(Still have a lot to say)

[...]
Past twenty, not yet thirty
In between, right there
When I’m not a kid or an adult
When I’m just me
I shine the brightest
So don’t get scared when darkness comes


Muchas gracias por leer, especialmente a los que lo hacéis porque realmente sois personas importantes para mí y no un lector más ^^
¡Espero que podamos seguir compartiendo más años juntos!
¡Nos vemos!


(Dejo aquí la reflexión que hice meses después de cumplir 20, por si tenéis curiosidad)

miércoles, 13 de septiembre de 2017

¡Se me cae el pelo!

Qué miedo da esta frase cuando la decimos en voz alta xD Esa y la de "¡¡tengo canas!!"
La cuestión es que, en realidad, que se caiga el pelo es algo normal. Ya para empezar, dicen que a lo largo del día perdemos entre 50 y 150 pelos, y eso se intensifica en los cambios de estación, sobre todo en otoño. Somos como los árboles, pero sin raíces que nos aferran al suelo.


Hoy vengo a hablar de este tema porque, además de afectarme personalmente (aunque no en grandes cantidades, por suerte), creo que le pasa a más gente de lo que suele decirse, especialmente a chicas. Y es entonces cuando este tema se vuelve un poco más tabú, porque o bien se da por hecho que no es para tanto y que no acabaremos "calvas" porque no somos hombres, o bien nos emparanoiamos y simplemente lo ocultamos de la mejor manera posible. La pérdida de cabello es un hecho, no hay por qué negarlo. Le pasa al 63% de los hombres (de los cuales afecta a un 60% antes de los 20 años), pero también a las mujeres, aunque en menor medida (un 30%) y no siempre con la misma intensidad. En resumen: no es un hecho aleatorio ni hay casos aislados, sino que es algo extendido y que incluso depende de factores tan inevitables como la zona geográfica. Aquí un ránking para más detalles:

Una encuesta realizada en 2011 por la empresa Tripadvisor en su sucursal en Japón mostró el ranking de países con más casos de calvicie en el mundo:

1° República Checa: 42,79%
España: 42,60%.
3° Alemania: 41,24%
4° Francia: 39.24%
5° Reino Unido: 39.23%
6° Estados Unidos: 39.04%
7° Italia: 39,01%
8° Polonia: 38,84%
9° Holanda: 37,93%
10° Canadá: 37,42%
11° Rusia: 33,29%
12° Australia: 30,39%
13° México: 28,28%
14° Japón: 26,78%
15° Hong Kong: 24,68%
16° Singapur: 24,06%
17° Tailandia: 23,53%
18° Taiwan: 22,91%
19° Malasia: 22,76%
20° Corea del sur: 22,41%
21° China: 19,24%


(Fuente: https://www.capilclinic.es/la-calvicie-en-cifras/)

Como podemos ver, España está nada menos que en la SEGUNDA posición. Es curioso fijarse en que los últimos son precisamente los asiáticos, por lo que confirmamos que hay factores propios de cada raza que se han ido transmitiendo y que difícilmente pueden evitarse. Se dice que la raza blanca es más propensa a tener alopecia, por ejemplo.

¡Pero que no cunda el pánico! Aunque haya factores inevitables que aumenten las posibilidades de que nos ocurra, si se trata a tiempo se pueden prevenir daños mayores :) 
Antes de nada, primero es necesario tener en cuenta todos los factores que provocan la caída de pelo para saber cuáles podemos tratar (mejorando nuestro estilo de vida, por ejemplo) y cuáles simplemente son irremediables y por los que no vale la pena perder tiempo.

Causas que provocan la caída de pelo

- Irremediables:
  • Enfermedad: malaria y fiebre tifoidea.
  • Lupus
  • Diabetes
  • Desajuste hormonal
  • Factores hereditarios
  • Edad
- Remediables:
  • Mal cepillado del cabello
  • Falta de vitaminas
  • Abusar de productos como la laca
  • No protegerlo contra el calor de las planchas
  • Usar productos inadecuados
  • Mala dieta (sí, vuelve a ser un factor importante xD)
  • Estilo de vida no sano (sin ejercicio y malos hábitos de sueño)
  • Factores psicológicos: estrés, nervios, etc.
¿Os suenan los 3 factores remediables en rojo? Exacto. Son los mismos que hacen falta para tener una piel radiante.


Es increíble hasta que punto es importante cuidar de uno mismo tanto física como psicológicamente. No solo para tener un bienestar general, sino porque a la larga (y a la corta, en realidad) se reflejan en nuestro cuerpo. Podemos ser muy buenos fingiendo, pero ese grano en la cara o ese mechón de pelo caído no va a jugar a ser el mejor actor de teatro.

Cuidado físico

Sé que da pereza tomarse en serio nuestro cuerpo cuando estamos en medio de una rutina agotadora, estudiando y/o trabajando, aprovechando al máximo los pocos tiempos libres que tenemos y en los que podemos darnos caprichos como fast-food o sesiones de horas en el sofá sin mover un músculo. Soy la primera que a veces hace oídos sordos cuando a veces mi mente me recuerda "oye, ¿y si haces un poco de ejercicio?" o "oye, ¿y si para cenar te haces una ensalada en vez de otra pizza como la de ayer?", pero llega un punto en el que debemos levantarnos y aunque sea forzarnos, porque si nunca damos el primer paso, nunca pasará. El primero es el que más cuesta, pero darlo hará que el segundo sea menos difícil. Y al final no es para tanto, cuando te acostumbras a un estilo de vida sano, tu cuerpo te lo acaba pidiendo y es más fácil~ Además, el deporte, por muy agotador que sea, provoca endorfinas. Exacto, nada menos que esas sustancias que nos producen una sensación de bienestar.

A veces no hace falta ni salir de casa para hacer ejercicio

Y lo mismo pasa con el cuidado mental.

Vamos dejándolo hasta que nuestro cuerpo no puede más y se apaga, esperamos a que se llegue al máximo para empezar a tomarnos en serio nuestro interior. Y no puede ser. Hay que cuidarlo DÍA A DÍA, asumir que lo normal es que esté bien y en equilibrio, no sobreviviendo de malas maneras. 
La parte exterior es importante, pero lo que lo mantiene vivo es el interior, y eso incluye el cerebro. Cuidado porque por mucho que nos creamos que podemos controlarlo, si le damos demasiada libertad termina por esclavizarnos y afectando incluso a la parte física (demasiados nervios = mal de estómago, por ejemplo). Y otra vez, aunque parezca que podremos ocultarlo, nuestro cuerpo no lo hará, no le interesa fingir. Si quiere expresarse dejando salir granos en la frente, lo hará sin preguntar. Si el cerebro no te deja dormir bien por pensar en cosas que te angustian, el cuerpo lo reflejará con unas preciosas ojeras. Y le dará igual que tú quieras ser el mejor actor del mundo. Duermes mal, pues te llevas ojeras. Pim pam. No se aceptan devoluciones. 
Tenemos que estar por encima de nuestras preocupaciones, saber ponerles un límite. Está bien querer hacerlo todo bien, pero hay cosas que habrá que asumir que no podemos controlarlas y NO. PASA. NADA. Nadie puede exigirnos la perfección. Y muchas veces se ahorran problemas si se planea todo un poco antes, si se va haciendo con constancia y sin dejar cosas para el final o sin hablar cuando hay problemas. Hay un versículo que me gusta y que muchas veces me recuerdo para ponerle freno a la mini ansiedad que se asoma de vez en cuando: 


Sé que no siempre es un enfado lo que nos quita el sueño, pero puede aplicarse a cualquier preocupación. Es normal que haya días que tengamos malos sentimientos y tenemos derecho a estar agitados o preocupados, pero nunca deberíamos irnos a dormir conservando esa sensación tan tóxica. Porque estar despiertos no va a cambiar la situación, y no dormir solo nos hará estar peor al día siguiente.
En cambio, normalmente cuando se ha dormido bien, uno se levanta refrescado y le hace ver todo con otra perspectiva y con una energía renovada. En definitiva, no vale la pena alargar el sufrimiento.




Volviendo a los factores de la caída de pelo, una vez analizados... ¿se puede hacer algo al respecto?
La respuesta es
Eso sí, si es un caso avanzado será más difícil, pero todo puede ayudar a que a partir de ahora crezca al menos un poco más sano. 

Después de cuidar de nuestro cuerpo de forma física y mental, también existen varios trucos que pueden ayudar a frenar la caída o al menos a que disminuya la cantidad de pelo caído.

TRUCOS


- Tomar vitaminas

Yo de hecho tengo planeado comprarme un botecito de pastillas, porque después de leer varios casos suelen concluir que ayuda mucho. No solo hace que crezca más pelo y más sano, sino que también mejora la salud de las uñas, problema que llevo arrastrando desde hace muuucho, por lo que sería un 2 x 1 jaja
La que va especialmente bien para este caso es la B12, aunque también ayuda el zinc y el hierro. Hay un bote que he visto que muchos comentan, que es el de Biotina y que solo requiere tomar 1 pastilla al día. Aquí un ejemplo de producto recomendado:



Si os interesa saber más acerca de los beneficios de la biotina, en este post se comenta con más detalle, y está escrito por una farmacéutica. Es un producto totalmente inofensivo y beneficioso, especialmente para hacer que el cabello crezca más fuerte y sano, así como las uñas, como he comentado antes.

Si aun así no os va lo de tomar pastillas, simplemente consumid más pescado, frutos secos, carne magra, verduras de hoja verde y legumbres.

- Utilizar productos anticaída

Siempre he dudado un poco de los champús o ampollas anticaída, pero si se combina con una buena alimentación y estilo de vida, siempre puede ayudar. Aunque sea un poco. 
En mi caso, todavía no he probado ningún champú o ampollas anticaída, pero el año pasado me puse a investigar por blogs y YouTube y di con un producto que me llamó mucho la atención: Roots, una mascarilla de LUSH para pelo fino.


Ya el hecho que especificara "para cabello fino" me llamó la atención, ¡porque casi nunca encuentras productos para cuidar este tipo de pelo! (que es el mío). Siempre son más para alisar, antiencrespamiento, rizos voluminosos, etc. Fijáos simplemente en la descripción que viene en el bote:

No desesperes, tenemos el tratamiento ideal para el cabello fino.

Y yo en plan "¡Alguien que entiende lo desesperante que puede ser el cabello fino!" xD Porque aunque quede bonico todo liso y blablabla, si es muy fino se estropea MUY rápido. Y parece que no podamos quejarnos porque "¡ya me gustaría a mí tener tu pelo!". Pero como todo, también tiene sus contras. Y LUSH ha sabido tratarlo muy bien. 

Justo hace un año, en septiembre del año pasado, decidí darle una oportunidad a este producto. Leí a varios bloggers hablar de él y TODOS daban una opinión positiva, así que no tenía nada que perder (bueno, a parte de 16€ que cuesta xD ¡Pero por lo menos dura mucho! Así que vale la pena).

Siento no tener una foto del "antes y después", porque en realidad no se nota tanto, pero os dejaré la confirmación definitiva. Os explico:
Siempre que voy a cortarme el pelo a la peluquería me llevo el mismo comentario: "Uy, qué poquito pelo y qué fino! ¿Ya te tomas algo?". Hace unas semanas me tocó volver y ya esperaba que tarde o temprano iban a decirme la famosa frase. 
Y así fue.
Pero... ¡añadieron algo nuevo y que nunca antes me habían dicho! Nada menos que: "¡Mira! ¡Te está creciendo mucho pelo nuevo! Eso es buena señal."

Casi lloro de emoción x'D Y solo podía ser la mascarilla de LUSH, porque a parte de eso no había hecho nada más con mi pelo. Y creedme, las peluqueras son MUY sinceras con el pelo, no me lo dirían si no fuera verdad. Así que, ¡prueba superada, LUSH! :D Hace unos días fui a por otro bote nuevo para seguir mimando a mi cuero cabelludo.

Eso sí, seguid al pie de la letra las instrucciones, porque es muy importante dejarlo el tiempo que indica y masajear, ¡si no, no funciona!

- Masajear el cuero cabelludo

Siguiendo con la última frase del apartado anterior, es sano masajear el cuero cabelludo para mejorar la circulación y estimular el crecimiento. A veces quitamos importancia a este paso, pero al lavarnos el pelo es MUY importante masajear con las yemas de los dedos (sin arañar con las uñas) toda la cabeza para que no solo el producto penetre bien, sino para estimular la circulación de esa zona. Luego también puede hacerse fuera de la ducha, en seco, ya sea antes de ir a dormir o aplicando algún producto (como aceites) cada X tiempo como cuando nos ponemos una mascarilla entre semana. 

- Utilizar productos con menos químicos

Esto ya es más difícil, especialmente si vives con tu familia, pero si se puede, es recomendable utilizar champús que no tengan elementos perjudiciales de los que no siempre somos conscientes. Si miramos en el dorso del bote podremos ver los ingredientes, así que vigilemos que no incluyan parabenos o sulfatos. Pueden encontrarse champús menos agresivos en tiendas de productos naturales como The Body Shop o incluso LUSH (aunque algunos incluyen algún elemento perjudicial, pero al menos no tanto como en los supermercados).
Esto tampoco es un factor crucial, pero a la larga puede ser muy beneficioso acostumbrar al pelo a champús más naturales.

- Hacerse mascarillas naturales de vez en cuando

Como con nuestra cara, de vez en cuando el cuero cabelludo agradecerá una mascarilla casera, como una hecha con jugo de cebolla (sí, poco agradable xD pero beneficioso para prevenir la caída), o a partir de otros alimentos que simplemente enriquecen el pelo, como el aguacate (para pelo dañado o seco), remolacha, aceite de coco (mano de santo para casi todo), aceite de oliva, aloe vera (otra mano de santo para prácticamente todo) o claras de huevo. ¡A hacer de Master Chef por un día! xD
Es increíble, en realidad, lo beneficioso que es todo lo que nos aporta la naturaleza directamente. 

- No abusar de calor

Suele tenerse en cuenta, pero abusar del secador y de la plancha estropea más rápido nuestro pelo. Eso sí, secarlo es importante, porque si se deja mojado es peor para el pelo y el cuero cabelludo. Se trata de no aplicar mucho calor directamente y combinarlo con aire frío. Y en cuanto la plancha, intentar no abusar, y si se usa, aplicar un protector de calor en forma de spray antes de plancharnos el pelo.

- No lavarse el pelo muy a menudo

Es recomendable espaciar los lavados, porque si no el pelo se queda sin sus protectores naturales y se mal acostumbra. En verano es una buena época para dejar varios días sin aplicar champú, ¡luego al lavarlo se ve mucho más brillante! Aunque parezca que hemos alcanzado un punto en el que nuestro pelo no aguanta más de 1 día limpio, hagamos la prueba. Después de varios días se acostumbrará a la nueva rutina y será mucho mejor. Lo ideal es lavarlo como muy pronto después de dos días. Día sí y día también, NO. Un truco para evitar que se vea sucio es hacerse recogidos. Y a veces es nuestra propia paranoia que hace que lo veamos mal cuando luego no es para tanto, es sano que se airee. También ayuda que no estemos tocándolo constantemente, porque eso lo engrasa antes.

- Evitar dormir con el pelo recogido

No pasa nada si nos hacemos una coleta si nos molesta el pelo, pero que esté floja, si no puede hacer daño al cuero cabelludo. Y bueno, si venimos de una boda con un peinado con mil horquillas, ¡nada de dormir con eso! x) Por muy cansados que estemos, igual que cuando tenemos que lavarnos la cara antes de dormir.

- Usar peines anti rotura

Hace unos meses compramos un peine así, y aunque al principio se me hacía raro porque parece que no haga nada, desenreda y evita que se rompa el pelo y que se estropeen las puntas. También dependerá del tipo de pelo de cada uno, pero si es liso, es importante no cepillarse con uno que arranque mucho (como los que tienen bolitas en las puntas).
Este es el que uso yo:

- Evitar peinarse siempre para el mismo lado

Esto ya es un mini truco, pero también ayuda a que se vea más pelo si cambiamos el sentido de la raya de nuestro pelo o nos lo recogemos de forma diferente~

- Beber mucha agua, dormir bien, hacer ejercicio y no tener estrés

Una vez más, para terminar... llevemos un estilo de vida sano y positivo :) ¡Es increíble cómo influye en nosotros!




¡Nada más!
En principio este post iba a ser para hablar solo de la mascarilla de LUSH, pero al final se me fue la pinza xD (como siempre).

¡Espero que os haya sido útil! Es importante cuidar de nosotros y empezar cuanto antes, y el pelo no tiene que ser menos. Y no os dejéis llevar por mitos tipo "teñirte el pelo hará que se te caiga más". Se trata de cuidarlo bien en general y escoger productos adecuados.

¡Muchas gracias por la visita! 
Buen inicio de curso~



lunes, 28 de agosto de 2017

Hablemos de cómo Orgullo y Prejuicio me ha embrujado en cuerpo y alma


Quienes tratáis conmigo con relativa frecuencia seguramente ya sabréis que me he leído el libro de Orgullo y Prejuicio recientemente (comprado en San Jordi de este año). Hace unos días, además, para acabar de redondear la historia y ver otras formas de plasmarla, decidí volver a ver la película estrenada en 2005 y la cual solo había visto UNA VEZ, con unos 14 o 15 años. Solo diré que, desde entonces (y aunque sospechaba que podría pasar)... esta historia ha plantado algo en mi interior que vivirá conmigo a partir de ahora y que no podré volver a ignorar. 
Aclaración: En este post no voy a hacer una reseña de la película ni del libro, por lo que no habrán spoilers. Será algo más bien personal, de cómo me ha impactado la historia a mí. Como sé que hay gente cercana que quiere conocer Orgullo y Prejuicio por su cuenta, me encantaría que la experimentaran desde cero, sin saber ya lo que va a pasar. La magia de la novedad y sorpresa es algo que no debe perderse ^^
Para recapitular un poco, explicaré cómo nació el interés que, a pesar de dejarlo en "pendientes" (muy típico en mí), no era capaz de olvidar gracias a pequeños flashbacks que de vez en cuando venían a mi memoria. Aunque a lo largo de estos años de vez en cuando alguien mencionaba la película o el libro, por alguna razón nunca llegaba a dedicar un rato para buscarlos. Quizás esperaba dar con un momento adecuado para explayarme y disfrutarlo más, pero como suele pasar, el momento nunca llegó. Porque, ¿sabes? En realidad los momentos propicios los creamos nosotros. Aunque a veces pueda parecer precipitado, es mejor dar ese paso consciente, de lo contrario se corre el riesgo de que se olvide esa tarea pendiente (ya sea por excusas, obligaciones, etc.).

Volviendo a Orgullo y Prejuicio, el primer contacto que tuve fue a través de la adaptación cinematográfica de 2005. Recuerdo que llevaba años queriendo volver a verla porque, aunque no recordaba de qué iba exactamente, curiosamente conservaba la sensación que me dejó la película al finalizar: muy bonita y con ganas de volverla a ver. Y es curioso porque la descubrí de casualidad. Fue en una de esas noches que estás por casa y te sientas en el sofá a hacer compañía a tus padres en el comedor. Esa noche daban Orgullo y Prejuicio en la tele, y aunque me senté a verla cuando ya llevaba unos minutos empezada, me quedé pegada al sofá sin poder apartar la mirada de la pantalla. Ya para empezar, los paisajes y escenas me parecieron hipnóticos, realmente preciosos. Es como mirar un cuadro en movimiento. Dejo algunos ejemplos:






Es una película visualmente preciosa y que considero que todo el mundo merece experimentar. Aun así, siempre se me hace difícil recomendarla porque es una temática muy concreta y que tanto puede apasionar como aburrir.
Aunque sé que no a todo el mundo de entrada le llama la atención una película ambientada en la época victoriana o de la Regencia, me parece una de esas películas que al menos se tiene que ver una vez para conocer la historia. Opino que, además, es sano abrirse a géneros y estilos que quizás de por sí tampoco nos llaman mucho la atención, porque de todo puede aprenderse algo o incluso extraer disfrute. Gracias a eso, de hecho, yo misma he podido conocer obras que me han sorprendido positivamente y que me han hecho disfrutar con temas o formas de narrar diferentes a lo que suele haber en mi "zona de confort" (aunque tampoco me voy al otro extremo, no me gustan las historias de terror o eróticas, por ejemplo, y no tengo interés en investigar en ellas porque sé que no voy a disfrutarlas).
Sobre los estilos que suelen atraerme o, en resumen, mis gustos, mis favoritos siempre han sido la fantasía, el romance y también temas relacionados con el mundo oriental debido a sus diferencias con respecto a lo que siempre me ha rodeado: Occidente. Asia me parece apasionante... Quizás por eso muchas películas o series de aquí o incluso de Estados Unidos me terminan aburriendo un poco, porque siempre enseñan más o menos lo mismo (además, que el humor americano en sí... no siempre me hace gracia, al menos el de películas de humor fácil como Scary Movie o incluso American Pie, la cual me parece ODIOSA). Quitando Disney, Pixar, DreamWorks y similares, el mundo dibujado por occidente nunca me ha parecido demasiado curioso como para despertar mi interés más allá de ver una película, entretenerme y olvidarme al cabo del rato. 

¿Y qué hay de la aristocracia? Fuera de las historias contadas por Disney y sus princesas, tampoco sabía mucho del tema y lo relacionaba más bien con la fantasía (donde mezclan elfos, dragones y demás). A parte, me recordaba a las clases de historia y por desgracia nunca han sido muy apasionantes, así que tampoco fui de interesarme mucho.

Hasta que vi Orgullo y Prejuicio.
Creo que es la primera película de época que vi con una historia realista, protagonizada por personas corrientes (aunque bien posicionadas socialmente), sin ningún ápice de fantasía, surrealismo o incluso "momentos excesivamente cursis". Me abrió los ojos a un nuevo mundo, a una sociedad que, a pesar de no reflejar el presente, ha existido años atrás. Puede ser una trama inventada, pero el contexto es un pasado real. Me pareció apasionante poder aprender un poco más sobre la sociedad de aquella época: cómo se trataban entre ellos, cuáles eran sus aficiones, cómo se divertían, cómo se relacionaban las familias, qué intereses tenían, cómo pensaban, qué sueños o ambiciones tenían, o incluso qué ropa vestían y qué peinados llevaban. Es decir, ir mucho más allá de lo que nos contaban en clase (que principalmente era con quién se casaban, qué hijos tenían y qué países conquistaban). Y todo visto con unas gafas de cierto "desprecio" hacia ellos, porque claro, siempre eran los malos (bueno, al menos casi siempre). 

Volviendo a la película, me llamó especialmente la atención porque todo lo de esa época y ambiente se puede resumir en una palabra: sutilidad, algo que en la actualidad prácticamente ha desaparecido y que sin embargo conservamos la mayoría (por no decir todos) de los introvertidos. 
Eso no quiere decir que no haya momentos románticos o intensos en la película, al contrario: te hacen vivirlos aún más, y se esperan con más ganas. Además, juegan un papel muy importante muchos otros factores, sobre todo del lenguaje no verbal, y se prescinde de la inmediatez de los mensajes que se envían en la actualidad. Estás más atento, más a la espera, con más incertidumbre, porque lo único a lo que podían aspirar en aquella época para conocer más a otra persona se reducía a encuentros casuales o incluso solo si se podían permitir desplazarse. 
Se hablaba menos, pero se era más paciente. Pasaba más tiempo, pero los recuerdos eran más fuertes.


Y ya pasando al libro... ¿qué me pareció? Bueno, aunque no es mi intención hacer una reseña o comparación con la película en este post, compartiré un poco mis impresiones.


Como ya he comentado, la razón que me hizo interesarme por el libro fue básicamente la película, por eso lo pillé con más ganas. Porque a decir verdad, antes de ver la película no había oído hablar de esta historia, ni siquiera sabía que era un clásico (y eso que en Inglaterra suele ser lectura obligatoria en los institutos). Yo en esa época estaba muy centrada en el mundo del manga y el anime junto con mis amigas de instituto, y aunque también nos prestábamos libros, principalmente solíamos consumir literatura juvenil. Pero desde que vi la película, decidí que algún día tenía que leer la versión del libro porque (como siempre) muchos detalles pasados por alto por temas de tiempo y guion estarían escritos y quizás intensificarían aún más la historia. 

Han pasado unos años, bastantes, hasta que por fin pude hacerme con el libro. Aunque era consciente de que se trataba de un clásico y que implicaba contar con una narración algo más elaborada y elegante que la actual (lo cual puede resultar algo lento a veces), decidí dejar de lado cualquier prejuicio (nunca mejor dicho xD) y leer la historia como si no supiera que me iba a gustar, teniendo la mente abierta para ser capaz de captar lo que la autora quiso transmitir e intentar quedarme con algo bueno. He de confesar que antes de empezar incluso me dio miedo que fuera a aburrirme porque ya no soy la misma que cuando tenía 15 años, temía llevarme un chasco y que solo me impactara la película en su día porque era pequeña e impresionable. Al principio me costó un poco arrancar, la verdad, y leía para avanzar y llegar a partes un poco más interesantes, pero poco a poco me enganchó la forma de explicar la historia, muy diferente a la literatura actual. Frases mucho más largas, más elaboradas, con adjetivos que hacía años que no escuchaba (o leía). Y a pesar de todo, a pesar de haberse escrito en 1813, fui sintiendo cada vez más cercanía hacia los personajes. No me parecían tan imponentes o alejados de mí como al principio, con la imagen que tiene uno de la aristocracia, llena de vestidos pomposos y mujeres delicadas. Ya para empezar, en este caso la protagonista es nada menos que una mujer, y una joven (veintipocos años). Poco a poco, los siglos que separan la historia de nuestra época se fueron difuminando. Y bueno, muchas frases me engancharon (factor importante para mí), esas que te hacen reflexionar. Notabas que no leías por leer, que al menos ibas a llevarte alguna lección de vida.

Finalmente, gracias a esta obra, como ya he comentado anteriormente, he podido tener una visión de esta sociedad pasada mucho más cercana (ya que la autora la vivió), y el hecho de adentrarme en ese mundo a tan poca distancia la verdad es que ha encendido una llama de interés que solo hace que crecer. Para no ir más lejos, ya estoy pensando en hacerme con más títulos de la autora, Jane Austen, porque me ha encantado la forma de enfocar las historias ambientadas en esa época y la fuerza que le da a las protagonistas, siempre mujeres (¡tiene mérito que escribiera así en esa época! Orgullo y Prejuicio salió nada menos que en 1813). Estoy intentando "autocalmarme" para no tener las expectativas altas y esperar que todos los libros me gusten por igual, pero sé que, sea como sea, siempre habrá alguna frase que me haga reflexionar y escenas donde reina la sutilidad. Además de paisajes preciosos y personajes femeninos con los que identificarse (la protagonista de Orgullo y Prejuicio, por cierto, dicen que seguramente es INFJ). En resumen, muchos factores para olvidar por un rato el mundo en el que vivimos y adentrarse en otro, rodeado de verde, palacios y vestidos elegantes. 


A veces me pregunto qué hubiera pasado si no hubiera decidido sentarme aquella noche en el sofá con mis padres. O si justo hubieran echado otra película. ¿Habría buscado años después cosas sobre Orgullo y Prejuicio con tanto interés y curiosidad? ¿Me transmitiría esa sensación la película al terminar, o la vería con otros ojos? 
En realidad, aunque ahora tampoco lo haga tanto como antes, seguramente de alguna forma u otra habría acabado leyendo el libro porque es un clásico, uno de esos must read que hay que leer al menos una vez en la vida. Y lo mismo con la película, no creo que hubiera pasado desapercibida. Es sorprendente la de veces que la ha mencionado gente como una de sus favoritas (y no me extraña). 
Sea como sea, llámalo casualidad, destino o "predestinación", pero el hecho de haber esperado tantos años para volver a verla, y después leer el libro, la emoción de la experiencia se ha multiplicado por dos. O por tres, o por cuatro. Me siento muy feliz de haberla disfrutado tanto, no recordaba lo que se sentía cuando una historia realmente te toca.

De todas formas, reitero que no es una historia que pueda gustar a todo el mundo. Aunque es verdad que he visto a mucha gente que sí (especialmente la película), también hay quien le ha parecido una historia más bien aburrida y lenta. Es lo que pasa, ¡los gustos son tan diferentes entre personas! Aun así no puedo evitar que me dé lástima cuando oigo opiniones negativas, ¡porque contrastan tanto con lo que yo he experimentado y sería tan bonito que más gente lo sintiera así...! 
Sea como sea, si os gusta leer, os invito a que (si no lo habéis hecho ya) le deis una oportunidad a este libro. Jane Austen es una de las autoras más importantes de todos los tiempos, así que aunque sea por eso ya merece que se conozca al menos un poco de ella. Y como he dicho anteriormente, creo que es sano que sepamos abrir la mente a la hora de leer y ser capaces de probar otros géneros, ir tanteando un poco de aquí y de allá. ¡Así se descubren muchos gustos nuevos! Y sobre todo, no dejarnos llevar por la opinión de una o dos personas, porque ya digo que la experiencia de cada uno es distinta. Incluso conociéndonos y pensando que sabrán qué recomendarnos (eso ayuda mucho, la verdad), es bonito descubrir cosas también por uno mismo e intentar verlo desde otro punto de vista, sin estar condicionados. De hecho, aunque suene muy hipster... en mi caso, si algo se populariza en exceso me acaba hasta provocando el efecto contrario porque casi siempre es algo sobrevalorado, de lo que todo el mundo opina igual porque es "lo normal". Pero eh, igualmente acabo viendo o leyendo esas obras, porque a veces el éxito está justificado y la historia es realmente buena. Nunca hay que cerrarse puertas :)



¿Y hasta dónde ha llegado mi obsesión con Orgullo y Prejuicio? Bueno, primero: hoy me ha llegado el DVD de la película, porque aunque la vi online (subtitulada al inglés), quería tenerla para poder verla siempre que quiera, esté donde esté. Poder llevármela donde sea y saber que se va a ver bien (online no siempre está de buena calidad).
Segundo: como era de esperar, me he visto todos los behind the scenes de la película y alguna entrevista con la protagonista (quien, por cierto, ¡es fan de la historia desde que era pequeña!)

Keira Knightley. ¡Al protagonizar la peli solo tenía 19 años!
Luego, he investigado y he visto que la traducción al español tiene varias versiones, y me han dado ganas de hacerme con todas xD (la que he leído, por cierto, tiene algunos errores tipográficos...), además de la versión en inglés. Por cierto, la que tengo yo es una edición muy bonita de Penguin Clásicos:


Y hace unos días, descubrí que en 1995 sacaron la versión de la historia en forma de serie. Son solo 6 episodios, de unos 50 minutos cada uno. Aunque al principio me daba pereza por si iba a hacerse lento al ser de hace años, me encantó 💖 (¡y eso que pensaba que estaría biased después de ver la peli y que no me gustarían los actores!). No sé si conocéis a Colin Firth, pero hace un papelón.

Colin Firth
Y la cosa no se quedó ahí. Seguí buscando cosas sobre la historia y me topé con una versión modernizada, hecha en 2012, llamada The Lizzie Bennet Diaries. Aunque no me gustó tanto como la película, serie o libro, me pareció un enfoque muy original que puede servir para dar a conocer la historia de forma juvenil. Y hubo momentos bonitos~ 
Han recibido muchos premios, ya que intercalaron YouTube (vídeos en forma de vlogs en la habitación) con Twitter y Tumblr. ¡La verdad es que está muy currado! Ayer mismo me acabé todos los episodios, que duran como mucho de 4 a 7 minutos. Hay 100 en total.




Portada del primer episodio, disponible en Youtube

Lo que ha hecho que no me guste tanto es precisamente el hecho que se pierda sutilidad de la época, ya que usan móviles, Whatsapp, etc. y pierde un poco la gracia, según cómo. A veces me parecía como una serie americana más, pero al mismo tiempo me parece un enfoque original que al menos tiene que conocerse. Hay que destacar que los personajes son MUY acertados, es gracioso porque los plasman muy bien (aunque la protagonista quizás la vi casi "demasiado" extrovertida, a veces).

Y bueno, creo que no cabe mencionar que también he estado mirando rutas para ver dónde se rodó la película y demás, pero eso ya para más adelante o en un universo paralelo en el que tenga ahorros suficientes.

Otras adaptaciones:

- Lost in Austen (2008)


Una serie que habla de una joven fan de Jane Austen que termina viviendo en el tiempo de la historia de Orgullo y Prejuicio. Podría estar interesante, quizás la veo estos días :)

- Pride & Prejudice and zombies (2016)


Cuando vi el título me pareció una broma, pero no lo es. No me gusta la temática zombie, pero incluso me planteé por un momento darle una oportunidad.
Se me pasó al ver el tráiler. Vaya forma de captar de forma fácil al público actual 💧


Tras toda esta información adicional, dejadme que os deje unas pocas recomendaciones para disfrutar más de la experiencia si estáis pensando en adentraros en la historia por primera vez:

1) Se puede empezar por el libro o por la película, todo depende de la experiencia que queráis tener. Yo inevitablemente empecé por la película y tuvo sus cosas buenas, pero otras no tanto. Os las comento para que las sopeséis :)
  • Si empezáis por la película (y os gusta), tendréis muchas ganas de leer el libro y profundizar más en las relaciones que tienen los personajes y sus pensamientos de forma más detallada. Tendréis como una motivación añadida que hará que sea menos pesado de leer porque sabéis que la historia os va a gustar, además que no se os hará raro el lenguaje así más aristocrático y elegante. A parte, entenderéis mejor quién es quién, porque en la película a veces lía y no sabes si son familia, amigos, etc. Lo malo es que hará que pierda un poco la gracia porque sabréis lo que va a pasar y tardará un poco más que la película, lo que hará que leáis más rápido para avanzar más y quizás pierda la gracia o se haga un poco lento. Además, os imaginaréis las caras de los actores y no se dará tanta rienda suelta a la imaginación, aunque imaginarse los paisajes de la película sí que es bonito y ayuda a situarlo mejor. Por cierto, si tenéis pensado empezar por la película, ¡vedla en inglés con subtítulos al español! Porque incluye una escena que solo se hizo para la versión extendida de Estados Unidos y que me parece demasiado bonita como para quitarla (decidme y os paso enlace).
  • Si empezáis por el libro, antes de nada tenéis que tener la mente abierta y ser conscientes de que se trata de una obra clásica. Eso conllevará que el lenguaje sea bastante alejado al actual, que a veces incluso nos perdamos en un párrafo porque se alarga, o que haya palabras o expresiones importantes que pasamos por alto porque son muy sutiles o utilizan expresiones que ya no se usan tanto (a lo mejor está diciendo que está feliz y lo expresa en 3 peazo líneas dando mil rodeos). Una vez se tiene eso presente, hay que pensar que puede que no sea un género que de entrada vaya a gustarnos, pero que está basado en una sociedad que existió y que forma parte de nuestra historia. Siempre se puede aprender algo, al menos. Si ya de por sí nos gusta leer cualquier cosa, no habrá problema :) Y cuando luego veáis la película, os hará gracia ver cómo han plasmado a cada personaje y os emocionará verles cobrar vida, con música preciosa añadida y paisajes que aún mejoran más la experiencia.
2) Si os ha gustado MUCHO la historia y queréis seguir viendo más formas de plasmarla, la serie de 1995 es obligatoria. En cambio, si la historia tampoco os ha emocionado, no vale la pena, porque son 6 capítulos de una hora y no los disfrutaréis si no estáis interesados. 
Si leísteis el libro y os pareció que la película plasmó la historia bastante bien (aunque cambien cosas por temas de cine y por no alargarla en exceso), la serie os encantará porque es incluso más fiel que la película. Literalmente había veces que estaba viendo escenas y era como leer fragmentos del libro pero cobrando vida. Está muy bien hecha y los actores son ge-nia-les. (Jane no es tan guapa como la de la película, pero bueno, eso como dato irrelevante xD). Hay muchas escenas que se obvian en la película y que en cambio en la serie salen, y muy bien representadas. Además, ver a otros actores encarnar a los personajes es muy curioso y hace que veas que en el fondo lo esencial lo mantienen, lo cual hará que les cojas cariño muy rápido. Es como ver una versión ligeramente diferente pero de la misma persona (algunos incluso son más precisos plasmados en la serie).
Se puede ver online tanto en español como en inglés, yo la vi en español y está muy bien~ Si os interesa, os puedo decir dónde la vi :)

3) Esto es casi el paso número 1, pero antes de adentraros en la historia, dejad de lado todo lo que sepáis de la historia o las opiniones de otros y centraros en ver cómo os impacta a vosotros por separado. Esperad a ver críticas u opiniones al acabar al menos la película o el libro para no estar condicionados. Y no tengáis miedo de admitir si al final no os gusta, si os aburre o si os ha sorprendido, para cada uno será una experiencia diferente. Y sobre todo, antes de empezar, casi mejor que ni leáis sinopsis porque así iréis conociendo a los personajes poco a poco y sin esperar que hagan algo, dejad que sea como si lo vivierais vosotros y os llegará mucho más la historia :) Ni que decir de fotos, gifs o tráilers. Evitadlos porque hay peligro de spoilers en todos lados, jaja. 
En resumen: dejad todos los extras (el making off, entrevistas, reseñas, etc.) para cuando hayáis conocido la historia, ya sea a través del libro o de la película.



¡Nada más!
Buf, hacía tiempo que no escribía tanto, llevo casi 3 horas, jaja. Pero sarna con gusto no pica~

Solo me queda preguntaros si conocéis la historia, si os gusta o si aún no la habéis visto. Si ya la conocéis, ¡please decidme qué os parece! ^^ Me encantará ver diferentes puntos de vista.
¿Y habéis leído más obras de Jane Austen? ¿Alguna favorita o recomendación?

Muchas gracias si habéis leído toooodo el texto, porque no es poco xD Y espero que os haya parecido interesante, o al menos no demasiado pesado, jaja

¡Ah! Ya me gradué :D Ahora ando buscando trabajo e intentando ahorrar. Cómo pasa el tiempo...

¡Nos leemos por aquí!

martes, 27 de junio de 2017

80s are back!

No sé qué voy a hacer una vez me gradúe, porque al parecer solo actualizo esto cuando estoy en mitad del estudio o mientras preparo una presentación oral xD (en este caso la del TFG).

¡En fin! Para no dejar eternamente el post anterior con sad vibes (pls don't worry! I'm fine now ^^) comparto un vídeo de una canción que llevo varias semanas escuchando de vez en cuando. Esta en concreto es del grupo Fifth Harmony, al que conocí porque es el favorito de una amiga. Lo curioso de esta es que la han "tuneado" un poco y le han añadido como toques de las canciones típicas de los años 80, que personalmente me gustan mucho~
¡Escuchad cómo suena! (si no habéis escuchado la original tampoco se notará la diferencia, pero es guay igualmente jaja).
A mí personalmente me pone siempre de buen humor y me dan ganas de bailar 🎶



Si os gusta este estilo, os invito a mirar más vídeos de este canal. ¡Hay canciones muy chulas!
No sé qué tienen los 80 (y 70, 90...) que me transmiten muchas good vibes. El funky, disco e incluso pop noventero tiene algo mágico (?)


Y nada, con esto y un bizcocho me voy a seguir con el Power Point, que ya casi está 🙌🏻


¡Gracias por la visita y disfrutad del verano! ¡A beber mucha agua, eh!