lunes, 23 de enero de 2017

¡No oí la alarma!

Ay, ¿ya 2017? ¡No oí la alarma cuando sonó!

(Resumen de lo que sería mi vida en este blog xD)

🌟 ¡Hola! 🌟

Después de 23 días de 2017, he decidido que era el momento idóneo para actualizar este rinconcito al que (aunque no lo parezca) echo de menos dedicarle más tiempo. En realidad hoy no he ido a clase porque estoy fatal de la garganta y procrastino en vez de adelantar faena.

¡¡Feliz 2017 a todos!!

Año nuevo, look nuevo. Hoy estuve retocando un poquito esto~

▪️ Cosas nuevas: 
🆕 Formulario de contacto para cualquier cosa que me queráis decir por privado. 
🆕 Notificación por e-mail cada vez que suba un post nuevo (tranquis, no se ve quién se apunta. O al menos no voy a controlarlo).

Volviendo al 2017, ¡espero que el año haya empezado con buen pie, que vuestros exámenes estén acabando de ir bien, y que vuestros trabajos o estudios extraescolares/adicionales también estén yendo bien!
En mi caso, en mi uni siempre tenemos los exámenes antes de Navidad, así que no me puedo quejar de descanso~ (luego ya nos tocará pringar en marzo y en junio xD).



(Aviso: reflexión extensa)

Estos meses de hiatus/pausa bloggera, he estado reflexionando mucho sobre Internet en general. Me planteé si debía seguir usándolo como hasta ahora, hasta qué punto compartir información, dónde, a quién, etc.
En el caso de este blog, por suerte es "seguro" porque solo lo conoce gente de confianza o quien lo sigue porque le interesa mínimamente. Aun así, con el tiempo he ido pensando seriamente en esta frase:


¿Os parece acertada? Hace un tiempo que la vi y me hizo pensar...
A veces decimos demasiado.

En mi caso, como en la vida real no suelo hablar mucho de mi vida (más personal), siempre me he desahogado mucho en la red. No solo en blogger, es algo que me ocurre desde que tenemos acceso a Internet (como en épocas de myspace, fotolog, etc.). Eso ha dado lugar a que me deje llevar tanto por la escritura que, sin darme cuenta, voy revelando datos que seguramente nunca hubiera dicho públicamente. Tampoco cosas cruciales, pero sí pensamientos más personales que simplemente querían salir y fluir, pero no ser descubiertos por todo el mundo.
Paréntesis: ¡Emociona tanto ver por escrito tus pensamientos! Porque en la mente no tenían ningún sentido, pero una vez se plasman, se ordenan mágicamente.
Cómo me imagino el interior de la mente
Pues lo mismo ocurre con mis planes de futuro (muchos que incluso no están ni definidos, solo en fase de "gestación", lo que significa que no siempre llegarán a cumplirse). Me he ido volviendo más celosa de mi mundo, del presente y del futuro ('celosa' en el sentido de 'protectora'). Me he dado cuenta de que muchas veces me paso hablando más de la cuenta sobre lo que hago y quiero hacer, simplemente porque me encanta compartir lo que me emociona y de paso ayudar a otros. Pero eso es una espada de doble filo...

Hoy en día, cada vez se comparte más, más y más. Cada vez más redes sociales y cada vez más funciones instantáneas (¡hay publicaciones que incluso están programadas para que solo duren 24h!). Pero no es solo eso: cada vez lo usa más gente. Eso incluye a tus amigos cercanos, claro. Pero también a tus familiares, compañeros de clase, vecinos, primos lejanos, conocidos... En definitiva, gente con la que normalmente solo cruzarías 2 palabras por educación. 

¡Y aun así te agregan!
Es como que todo el mundo pusiera cámaras en tu vida... Y lo gracioso es que están controladas por ti, ya que eres tú el que publicas. Es como una cesión voluntaria de tu privacidad. 

Al principio es divertido, incluso descubres facetas interesantes de gente que tampoco te llamaba mucho la atención. Pero creo que estamos llegando a un punto descontrolado... Ahora simplemente te da "follow" gente a la que les "suena" tu nombre o tu foto. ¡O incluso simplemente porque les has salido en "sugerencias"! Si eso pasara con gente que comparte cosas en común es genial, yo misma he conocido a gente increíble por Twitter, Blogger o Instagram.
Eso tiene un pase.

¿Pero que sea gente que sabe quién eres pero que pasa de ti en la vida real? ¿Alguien me explica el sentido?

Tuve una época que pensaba: "Bah, no tengo nada que esconder. Si no les gusta lo que publico, que simplemente dejen de seguirme."
Pero no siempre lo hacen.
Se quedan. No les gusta qué haces o qué dices, pero se quedan. 

. . .

¡¿Por qué?!

Solo se me ocurre que por puro cotilleo. Así que, ¿vale la pena regalar información de forma tan gratuita que solo alimenta los malos sentimientos?
No, definitivamente no. 
Así que en parte eso me ha llevado a echarme atrás cada vez que he ido a compartir algo, ya sea por aquí como por cualquiera de mis otras redes sociales. Porque aunque aparentemente tienes seguidores fiables, hay gente que no te sigue públicamente y aun así ve lo que publicas (lo comúnmente conocido como "stalkear"). 
Y por eso he ido poniendo cada vez más cuentas privadas :D No es que tenga nada que esconder que no deba saberse, pero es que no por eso debe regalarse a cualquiera. Tu vida, sea más o menos interesante, es tuya. Y hay que cuidarla. ¿Verdad que no iríamos por la calle gritando lo que pensamos tan alegremente? 

ACABO DE VER UN VESTIDO PRECIOSO EN ZALANDO, ME LO VOY A COMPRAR SÍ O SÍ.

(Es lo que me imagino cuando visualizo a alguien diciendo sus tweets en voz alta xD).

Sería un tanto "ok, bien por ti, lol", ¿verdad? Bueno, eso en el mejor de los casos, porque siempre habrán butthurt que encontrarán algo con lo que sentirse ofendidos (aunque sea con cosas aparentemente imposibles).

Si ya Google y Facebook han logrado controlarnos en gran medida (más de lo que se habla), no les facilitemos aún más la faena. Ni a ellos ni al mundo en general. Seamos cuidadosos. 
Yo por eso no dejaré de escribir, que lo haga no dependerá de "a ver si la gente se aburre con lo que pongo o me critica por lo que pienso" (para eso por favor, no leáis) x) Seguiré escribiendo porque realmente me apetece y me sienta bien.

Simplemente hay que saber poner límites. Podemos compartir, podemos incluso hacer amistades, pero podemos hacerlo con cautela: 

Opinando, pero sin dejarnos 100% al descubierto para que nos tiren dardos; compartiendo, pero sin hacer que otros se aprovechen de tu esfuerzo y lo reutilicen para ellos o se lleven el mérito (haciendo arte, aportando conocimiento, facilitando la faena al primero que pasa y no se ha molestado en buscar, etc.).
Y si ves alguien con quien podrías llevarte bien, siempre puedes pedirle que te siga en otra red social o podéis hablar por privado. Y muchas veces no se conocen directamente en las redes sociales básicas, ¡sino en foros o blogs mismos! Reitero mucho esto porque he hecho muy buenas amistades en Internet y sería una lástima habérmelo perdido por miedo o por cerrarme completamente.

Sé que, además, hoy en día es casi vital tener presencia en Internet para que te localicen empresas, o incluso para hacer contactos dentro de tu campo de especialización. Pero hay que ser muy cuidadoso con los límites que ponemos, si realmente estamos dispuestos a revelar nuestro 100% de forma gratuita al primero que pasa y a compartir la misma información con gente de confianza y gente desconocida al mismo tiempo.

- Si quieres tener presencia en Internet pero a la vez te gusta compartir de tu vida (porque te encanta escribir o hacer fotos, etc.): sé que es un poco pesado, pero si tuviera un nombre fácilmente reconocible, analizaría bien quién me sigue y me haría cuentas alternativas de las redes sociales que más usara. Ahí solo dejaría que me siguiera quien yo autorizara y en la cuenta general publicaría contenido, pero que no fuera tan personal (artículos, opinión en general, etc). Reservaría la cuenta privada para pensamientos más personales e incluso fotos (en el caso de que "necesitara" tener un espacio para publicar contenido).

- Si tienes un apodo poco reconocible o que no se relaciona contigo y no se ve tu cara en la foto de perfil (ni tuvieras cuentas vinculadas a otras redes sociales) es mucho más sencillo porque gente del "mundo real" ya no te encuentra tan fácilmente. Pero claro, eso "quita profesionalidad" si quieres enfocar tu red social más hacia el ámbito laboral. ¡Ah! Si usas el mismo apodo para todas las redes, tarde o temprano todos te acabarán localizando, así que también puede ser buena idea tener nombres distintos si quieres conservar tu privacidad pero a la vez te encanta compartir por ahí (a mí me pasa que no tengo ningún problema con escribir y que lean desconocidos, pero esto mismo por ejemplo ni se me ocurriría ponerlo en mi Facebook).

- Si en cambio ya de por sí eres de publicar poco, pues simplemente sé cuidadoso cuando lo que dices y saca partido de esa presencia en Internet, interactuando y participando de vez en cuando. Hoy en día, ya digo, es (casi) vital.

- Si te da igual quién te sigue y tienes todo público sin problemas, ya ahí no entro xD

Se trata de hacer balanza, ver en qué situación estás y ver lo que estás dispuesto a compartir.



Dicho esto, como siempre, si actualizo será un poco sorpresa xD Pero poco a poco he ido filtrando un poco lo que decir y compartir. 

Tengo muchos planes de futuro en mente, muchos objetivos, muchas metas, muchas ilusiones. Muchas de estas cosas no se cumplirán, pero mutarán en otras nuevas y no tiene por qué spoilearse a todo el mundo. Como decía la frase del principio "dejaré que el resultado sea el que hable". Claro que si alguna vez veo algo que quiera compartir lo haré, he conocido muchas cosas nuevas que me encantaría compartir y opinar sobre ellas. Pero iré con más cautela.

Y os animo a pensar en esto también :) No nos damos cuenta, ¡pero la era digital nos ha ido cambiando la vida! Hay que saber adaptarse sin que nos controle sin nuestro permiso.

Recordad que, aunque se borre, "todo lo que pongas en Internet, se queda en Internet".

Siempre hay ojos atentos
Así que sepamos distinguir, y también cerremos de vez en cuando los móviles, que sienta bien desconectar.



Gracias por acordaros de este rinconcito, y aún más si habéis leído hasta aquí ❤️ 
¡Pls no os cortéis siempre que queráis comentar! Estaré encantada de leer y responder.

Nos vemos

2 comentarios:

  1. ¡Me encanta el nuevo look de tu blog, tan rosita ♥! Me hace sentir como en casa, me transmite tranquilidad ^^ Y ya estoy suscrita a las notificaciones por correo, ¡me encanta leerte! :D

    Había escrito un comentario, y se me borró porque olvidé iniciar sesión con la cuenta >< (qué tonta jaja). De todas maneras, no era gran cosa ^^U Simplemente comentaba que estaba de acuerdo contigo, que lo importante es hacer balanza, y que deberíamos compartir las cosas siendo conscientes de quien nos ve. ¡Lo importante es sentirse a gusto con las decisiones que tomamos! ^^


    Un beso muy grande ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Raqueeel!

      Solo por ver comentarios tuyos ya merece la pena actualizar el blog x3
      Muchas gracias por suscribirte! <3 En cuanto pueda escribir subiré más cosas~

      Me alegro de que también compartas ese pensamiento sobre Internet, hay que pararse a veces y reconsiderar su peso! Y sobre todo eso, estar a gusto con lo que hagamos :)

      Gracias por leer y comentar!!
      Un beso fuerteee! ♥♥

      Eliminar

¡Gracias por tu tiempo! / Thank you for your time!