domingo, 11 de junio de 2017

Llevémonos bien

Hoy es uno de esos días en el que procrastino en vez de avanzar faena en los que me veo sin reservas de energía. Me he quedado sin. Y por no usar a nadie de paño de lágrimas (aunque no es nada grave), necesito escribir. Porque quizás, incluso esta situación, puede hacer recapacitar a alguien en algún rincón del mundo (que sepa leer español, lol).

Mi personalidad es un tanto rara especial, y entre las muchas cosas que he tenido que ir asumiendo como rasgos de mi carácter que no se pueden cambiar mucho, se encuentra una empatía aguda, intensificada más aún si se juntan razones de justicia o verdad. 
Me explico: soy una persona que siente muy intensamente los sentimientos propios y especialmente los de los demás. Además, valoro mucho (casi por encima de todo) lo que está "bien", sin entrar en matices ni relativismos. Simplemente "lo que se supone que hay que hacer, lo que es correcto". Y me choca mucho cuando hay personas que no lo respetan (y no precisamente porque no lo entiendan o no se lo hayan explicado). Gente que simplemente hace cosas "malas" porque sí, porque yo lo valgo y porque puedo. La verdad, si les afecta solo a ellos en concreto, tampoco me importa mucho, al fin y al cabo son ellos los que sufren las consecuencias (si son personas que no me importan, claro). Pero... si hacer algo malo afecta a mi alrededor o a mí directamente... me frustra mucho, muchísimo. ¿¡Cómo les sale hacerlo y quedarse tan anchos!? Y encima no aceptando correcciones o ni tan siquiera consejos u observaciones. 

Bien, seguro que estaréis pensando "pues pasa de ellos, que no te afecte".
Ojalá.
Porque si es algo que viene de alguien muy cercano, ¿qué se supone que hay que hacer? ¿Sigue siendo tan fácil pasar? Cuando es alguien en quien decides volver a confiar o darle más oportunidades porque realmente lo aprecias y que vuelve a cargárselas a propósito, no "sin querer". 
Me agota. Me hunde. Me vacía de energía. Me hace sentir como una lata de Cocacola llena de aire que va soltándolo con suspiros constantes.


Perdonar es una de las sensaciones más maravillosas que existen. Pero que usen ese perdón para volver a hacer algo malo una vez, y otra, y otra, y otra... mata. Y que los de tu alrededor vuelvan a confiar también, pero no se enteren de que se les ha traicionado hasta que no se les dice... Jugar así con la bondad de la gente, ¿¡en serio es tan fácil para algunos hacerlo!? Sinceramente me cuesta imaginarme que alguien haga algo malo una y otra vez y que no sienta ni una pizca de remordimiento. Porque le funciona, le va bien. 
Pero hay gente así. 
Existe la maldad. 
Y cuanto más dejas que crezca en una persona, más costará de arrancarla con el paso de los años.

Yo ya me he rendido varias veces. Digo varias porque al final siempre vuelvo a intentarlo. "Va, esta es la última que lucho por esa persona". Pero vuelve a hacer daño. Se calma la situación y dices "bueno, habrá recapacitado, olvidémoslo."
Y vuelve a hacer algo malo.
"Que dejes de darle tanta importancia, Patri. No merece que te sientas tan mal cuando la otra persona ni se inmuta."
Vive en mi casa. Le veo todos los días. Nos cruzamos para entrar y salir de la cocina, del baño, del comedor... Le he visto crecer. Aunque no lo parezca, me preocupo mucho porque tenga una vida que le traiga cosas buenas, intento enseñarle cosas que puedan serle de utilidad, que explote todo su potencial (que es mucho). Porque realmente ansío con toda mi alma que sea feliz y sin tener que recurrir a malas prácticas. ¡Vivir correctamente es de lo más gratificante que hay!
Pero no. Lo único que soy es un estorbo. Mi presencia solo se ve como una molestia porque la otra persona no puede salirse con la suya haciendo cosas que no están bien (pero no porque no me gusten a mí, ¡sino porque le van a traer cosas negativas!).
Aunque intento llevar a la práctica lo de "no hagas el papel de madre" (deformación profesional de hermana mayor, lo siento), no puedo evitar decir las cosas claras cuando se están haciendo mal. Sobre todo cuando los de arriba no son conscientes. Yo tengo esta mini maldición añadida de darme cuenta de cuando algo no va bien en una persona, así que suelo verlo antes. 

Siempre estoy en un dilema. Si lo digo, habrá bronca y mal ambiente otra vez. Si no lo digo, seguirá y acabará yendo a más. Y yo no puedo hacer ver que todo va bien ni sonreírte en la cara cuando tú te estás riendo en la mía sin apenas mover la boca, poniéndola de Poker, fingiendo.
¿Qué hacer, entonces?
Al final, pase el tiempo que pase, por muy cliché y aburrido que suene:


No con esa cara sonriente, porque en realidad dar el paso de decirlo es un esfuerzo físico, incluso. Pero sí, siempre me mueve la justicia. La conclusión final siempre es la misma: la verdad siempre por delante.
Y más en familia. No debería cuestionarse.

Y cuando la haces pública, se recibe como traición. Irónico, ¿eh? Se ríen de ti (no literalmente, sino haciendo cosas en secreto) pero cuando sale a la luz el traidor es el que dice la verdad.
Al principio luchaba mucho, me tiraba mucho rato dando vueltas al asunto y razonando el porqué, por qué deben cambiar según qué actitudes y conductas. Me quedaba afónica, literalmente. Pero como al final se va exaltando todo más, me acababan mandando callar y yéndome. Me quedaba con palabras en la boca y los que se quedaban solo hacían que apoyar y "compadecer" al que ha hecho mal. Porque claro "las cosas se tienen que hablar, no pasa nada, todos hacemos cosas". Y mientras, la aplicación de justicia volvía a morir en el intento.

En fin, que, aunque no lo parezca, cuando digo las cosas directamente es solo porque realmente considero que algo se está haciendo mal y se tiene que decir para que se corrija. No porque me encante destapar cosas, ver cómo castigan a otros, disfrutar de la "victoria" ni nada por el estilo. Mi tendencia natural es minding my own business y vivir en paz, ¡si no hay nada que más valore que la armonía! Así que si digo algo es porque realmente considero que tiene que decirse, porque sé que no descansaré tranquila con esa mini conciencia dando golpecitos en la oreja. Y porque otros no lo están viendo y el tiempo pasa y nadie. hace. nada.
Odio cuando hay indiferencia frente a una injusticia. No puedo. Soy reservada, pero en estos casos no puedo callarme.

Sé que puedo ser muy directa e ir sin rodeos cuando digo la verdad. Sé que puede ser "de mal gusto" ser yo quien diga a alguien lo que está haciendo mal otro. Ojalá no tuviera que hacerlo.
Pero más me duele ver que mentir se ha convertido en una lengua materna, con la que poco a poco acaban conversando todos sin darse cuenta de lo que significa en realidad. 
Me encantan los idiomas, pero yo no voy a hablar en el de las mentiras. Y mucho menos voy a conversar con otra persona con eso. Si hace falta me voy diciendo "Sorry, I don't speak your language".

Pero a pesar de todo, me duele. Aunque "gane" la verdad y se haga justicia (medianamente), me duele que haya tenido que salir así, que se interprete como traición, tener que obligarme a que al día siguiente mi mente haga borrón y cuenta nueva para seguir sonriendo, tener que esforzarme para ser amable siempre y que tengas la sospecha de que vuelvan a aprovecharse de tu esfuerzo y buenas intenciones. Me duele escuchar cosas como "ojalá te vayas ya", "siempre lo desmantelas todo", "y tú a ver si me dejas en paz ya", "tengo más de una madre", "más bien me da asco (lo que hago)", etc.
Sé que cuando te enfadas sueltas cosas sin pensar, pero me llegan. Y si son cosas que describen algo que no soy ni tengo intención de ser (falsa, traicionera, hipócrita, pesada, etc.) me quedo totalmente vacía. 
Que interpreten todo el esfuerzo que he hecho por amor, por preocuparme y por justicia como algo que causa repulsión... me mata. Porque bastante me cuesta dar el paso de hacer el bien, porque bastante me entristece ver cómo se sigue haciendo lo malo sin remordimientos, porque me hace dudar: ¿así me ven?, ¿así soy?
Me hace plantearme tirar la toalla. Ir en contra de mi persona y ser alguien que no sienta, que no se preocupe, que no busque lo mejor para la otra persona. ¿Debería simplemente vivir ignorando lo que pasa? ¿No hacer nada cuando veo sufrir a los demás por culpa de alguien? ¿Quedarme de brazos cruzados y ver como una persona con un fondo increíblemente bueno se deja corromper?
Me lo he planteado tantas veces... pero me resulta imposible ir en contra de quien soy. Trae problemas, pero me resulta imposible ignorar lo malo y no intentar poner solución. No puedo seguir viviendo tan ancha sabiendo que hay alguien que quizás necesita que le digan "oye, te estás equivocando, cuidado."

No puedo. 

Pero debo hacerlo. Al menos eso parece. 

Ha llegado un punto en que me aterra escuchar más acusaciones hacia mi persona, saber que alguien desea que me vaya, saber que mi existencia le provoca sentimientos de odio. Saber que aunque me esfuerce por pasar página y sonreír de verdad porque realmente he perdonado, la otra persona solo está interpretando un papel, que es una calma aparente. Me aterra pensar que soy feliz con alguien y esa persona sonríe y ríe, pero que no siente nada, más bien lo contrario. O peor, luego se ríe a mis espaldas. Me aterra pensar que cuanto más me esfuerzo por ayudar solo trae problemas a otra persona, solo causa el efecto opuesto. Me aterra sentir al 100% por si luego en realidad estaban fingiendo. Me aterra no sospechar por si vuelven a soltar que en realidad me odian.

Está llegando un punto en que estoy empezando a dudar de si siento de verdad o si realmente finjo estar feliz. De si realmente estoy rota pero por evitar preguntas y preocupación prefiero transmitir buenas vibraciones. ¿Es real mi sonrisa? ¿Es real mi actitud positiva cuando estoy con otras personas? ¿Siento emoción, miedo, sorpresa?
¿Siento algo que sea real?
¿Siento?

Me siento 100% como Shinji

Sea como sea... mira, llevémonos bien, ¿vale?
Es igual. 
Sé que podemos pasar temporadas menos buenas, pero lo único que quiero que sepas es que todo lo que haga tiene una intención buena detrás. Nunca haría algo para herir. Soy demasiado empática, sufriría yo también, sería un suicidio.

Solo eso.

Así que por favor, no dudes de mí. No tergiverses mis intenciones. Si algo no queda claro, por favor, pregúntame.
Pero no me odies. Por favor, no me odies.
Puedes alejarte de mí, puedo irme si quieres. Algún día lo haré, no te preocupes.
Pero no me odies. Y busca el bien. Siempre.
Aprende de los errores. Reconoce que lo estás haciendo mal, que no todo es por alguna razón ni siempre eres "el desgraciado". Haz un cambio de actitud y deja de hacer ya lo que no está bien. 
Deja de mentir.
No mientas más. 
No te mientas más.

Llevémonos bien, no vale la pena malgastar tiempo discutiendo, ocultando, señalando ni haciendo daño.
Llevémonos bien a pesar de nuestras diferencias. Hagamos ese esfuerzo (¡que en realidad no cuesta!).

Pide perdón, pero acompáñalo de cambios.
Y te perdonaré, incluso antes de que cambies.
Las veces que haga falta.







Vivamos todos intentando hacer el esfuerzo de mantener buen ambiente, por muy diferentes que sean nuestras opiniones. Respetemos. Si hay que decir las cosas, que reine el afecto y no la acusación. Hablemos el tiempo que sea necesario para solucionar algún problema. No interpretemos un papel y en la intimidad dejemos que nos corroa el odio. Es veneno que bebe uno para sí mismo.
Veamos a los demás como alguien superior a nosotros mismos, y nunca habrá necesidad de señalar. Imagina, si todos nos tratáramos como superior a nosotros... ¿habría alguien sintiéndose superior a los demás? No. Entonces, ¿habría alguien haciendo el mal a otros? No. No existiría tal cosa.
Quizás es un poco utópico, pero al menos hagamos el esfuerzo. Y aprendamos a corregirnos a nosotros mismos.

No cuesta tanto, no hace falta ser amigos íntimos. Simplemente dejemos que reine el respeto y las buenas intenciones.

Llevémonos bien

[ACTUALIZACIÓN: Me ha venido a pedir perdón. Hay esperanza :__]



Siento que el post sea más bien negativo, pero la verdad es que escribir me ha ayudado ^^
Espero que tengáis un buen junio y verano que se acerca 

2 comentarios:

  1. Hola, guapísima :) Siento no haberte comentado al anterior post, pero aprovecho para hacerlo aquí ^^ Me pareció muy interesante la aplicación (¡ojalá hubiese una aquí así!) y todas las cremas de las hablaste ^^

    Y respecto a este post, antes de nada, si estás sin reservas de energías, procrastinar es una necesidad :) Viene bien desconectar un poco y recuperarse^^ Y no hay nada malo en que cuentes estas cosas a alguien, para eso estamos :D :* <3

    Te entiendo tanto con todo lo que dices acerca de los sentimientos (muy INFJ). Yo tampoco entiendo cómo la gente hace ese tipo de cosas sin pensar en las consecuencias, sobre todo si no es la primera vez.

    La adolescencia es una etapa tan difícil, con muchos cambios... Siento lo que estás pasando y que haya mal ambiente en casa algunas veces.
    Cualquier persona que te conozca un mínimo sabe que tú dices las cosas para hacer el bien, no por fastidiar. Y esos malos comentarios que te dice son, simplemente, porque eres un obstáculo para alcanzar sus objetivos, no porque los sienta, pero entiendo totalmente que te afecten (a mí también me pasa, he llegado a llorar muchas veces por oír cosas así, a sabiendas de que son mentira).


    Nunca deberías dejar de ser tú y de hacer las cosas que te hacen sentir en paz. Es lo más importante. Siento que tengas que estar aguantando este chaparrón, sobre todo en plena recta final del curso... No estás trayendo problemas, no estás haciendo nada malo y nadie te odia, ¡estoy segura de eso! Es frustración expresada en malas palabras hacia ti. Me alegro de que te haya pedido perdón, eso ya es algo bueno, que se vaya dando cuenta de que no está bien ^^


    Si necesitas cualquier cosa, sabes que estoy aquí <3 Un beso y un abrazo enormes, espero que todo esto pase pronto. Espero poder contestarte estos días a la grabación (¡me hizo mucha ilusión recibirla y escucharte! ^^). Siento si hay alguna incoherencia en mi comentario o si digo alguna tontería, que últimamente estoy en Babia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel! <3

      Muchas gracias por tu comentario T_T Tus palabras siempre consiguen hacerme sentir mejor <3
      Por suerte los días siguientes el ambiente mejoró, pero temo que esta etapa se alargue mucho y que a veces no sepa sobrellevarla bien... x) Espero tener paciencia, pero sobre todo no dejaré de hacer lo correcto, como dices~ En el fondo algo me dice que seguir haciendo las cosas con buenos sentimientos acaba teniendo efecto :) Gracias por confiar en mí y por verme siempre con buenos ojos <3 Lo aprecio mucho!!

      Y ninguna incoherencia! :D Al contrario, gracias por dedicar tiempo escribiendo!
      Muchos besoooos! <3

      Eliminar

¡Gracias por tu tiempo! / Thank you for your time!