miércoles, 11 de agosto de 2010


Believe in you.
Believe in life. Believe in tomorrow.
Believe in everything you do.


- Bill Kaulitz

martes, 10 de agosto de 2010

Los deseos, el incomparable poder de la mente ~



- Sabes, Nana? Ya queda menos para que mi caja de deseos se llene del todo. Cada mañana, cuando me levanto, es como si tuviera nuevas cosas que querer cumplir. Hay veces que son tantas, que cuando voy a apuntarlas se me olvidan la mitad! 

- Ah si? Pues... no lo entiendo... yo la veo medio vacía, incluso me parece que con menos cantidad que ayer...

- Ya... eso es porque voy haciendo limpieza. Ya sabes, después de pasar toda una noche soñando, al despertar parece que tus sueños están muy cerca, que con solo alargar la mano los puedes rozar. Por eso los apunto enseguida y los guardo. Pero mientras espero a hacerme mayor para cumplirlos, veo que hay muchos que son imposibles, así que los quito y hago espacio para otros. 

- No tienes que esperar a crecer para cumplir tus deseos! Lo único que necesitas es fuerza de voluntad y seguridad en ti misma. No esperes a actuar. Cuando veas algo claro por lo que luchar, ve a por ello. No dejes que el esperar haga que la distancia entre tú y tu sueño vaya en aumento. Él no será el que venga hacia ti si tú no te haces ver. No esperes a crecer, dónde poco a poco los ojos ven la realidad cómo algo irremediable. Los mayores ya no quieren soñar, prefieren estar pendientes del tiempo. Lo que no saben es que acaban siendo sus esclavos... 

- (Empiezan a caerle lágrimas) Nana... creo que nunca voy a cumplir ningún deseo... 

- Por qué dices eso? Todavía estás a tiempo! A partir de ahora conserva cada uno de tus deseos y ves luchando por cumplirlos. No te preocupes por los desechados, si de verdad los deseas, siguen en tu memoria.

- No es eso... tengo muchos deseos, incluso recuerdo los que tiré. Lo que no tengo es seguridad en mí... Siento que puedo llegar a hacer muchas cosas pero no sé cómo ni por dónde empezar. Cuánto más intento planear, más se lía todo en mi cabeza, incluso termino por olvidar qué era lo que quería hacer al principio... Veo muchos caminos pero siento como que no tuviera fuerza para empezar a andar, cómo si temiera lo que me vaya a encontrar, o mejor dicho... cómo si me temiera a mí... sabiendo que me puedo bloquear y no sabré cómo seguir. Quiero lograr cosas por mí misma y ser autosuficiente, pero sé que en el camino mi propia compañía no será suficiente... es cómo si necesitara a alguien que fuera supervisando mi camino y protegiéndome.
Tengo miedo de fallar y abandonarme a mí misma en medio del camino al escuchar palabras ajenas. Alejarme de lo que realmente siento que quiero hacer por no ser fuerte y no guiarme por mis propias decisiones. No ser firme... y acabar preguntándome "quién soy" y no obtener respuesta, ni siquiera una procedente de mi interior...
Por eso espero a crecer... lo malo es que aún no sé el día exacto en qué lo haré del todo...

- Todo lo que has dicho son miedos que se te han ido formando por no creer en ti, verdad? Y encima, estás rodeada de gente con el futuro en sus manos y con una sonrisa tranquila en su rostro, o al menos con seguridad de saber que lograrán lo que se propongan. Tienen una autoconfianza admirable, eh? A simple vista será así, pero ahí dónde les ves, cada persona ha tenido que ir superando pequeños retos que la vida les ha ido presentando. Puede que no tengan que ver con la autoconfianza, pero sí con otros que tú a lo mejor ya tienes controlados. No todos fallamos en lo mismo, así que es normal que unos tengamos aspectos más controlados, y otros no tanto. Lo que pasa es que nos fijamos solamente en lo que nos falta, por eso nos vemos inferiores. Todos tenemos puntos flojos así como puntos fuertes. Lo que sería más sensato es trabajar para superar nuestros fallos en vez de bloquearnos con ellos. 
Lo mismo pasa con los deseos. No se trata de que lleguemos a la meta sin problemas, sino de embarcarnos en un nuevo camino, de retarnos a nosotros mismos para demostrarnos que somos capaces de lograr lo que nos propongamos si así lo deseamos. Puede que haya dificultades por el camino, pero irlas afrontando será lo que nos haga crecer y fortalecernos para seguir adelante.
No debes tener miedo a fallar, y menos por los demás. Tienes que demostrarte a ti misma tu valía para luego mostrarla a los que te rodean. 
Si tú no te das una oportunidad, escuchando a tu interior y a lo que quieres hacer, cómo van a escucharte los que te rodean? No dejes de lado deseos que por miedo a empezar no ves posibles. Mientras sientas dentro de ti esas ganas immensas de empezar, lo demás vendrá rodado. 

- (Se seca las lágrimas) Sabes? Siempre me haces sentir mejor, haces que todo parezca más fácil. Si el problema para empezar depende de mi, tendré que ser yo quien le ponga solución.
Menos mal que mamá todavía no te ha tirado, Nana, mi osa de peluche. Eres la única que me entiende como nadie. Aunque... es curioso. Oigo tu voz cuando hablas, pero es como si sólo yo pudiera oírla, cómo si procediera de mi cabeza y no tuvieras que mover la boca para hablar.

- Eso, pequeña, es tu conciencia. Todo lo que has escuchado, lo sientes realmente en tu interior, ha sido dictado por ti. Si hablo contigo, es porque tú me das vida. Y lo mismo pasa cuando necesitas sentirte mejor. Sólo tú te conoces al 100%, sólo tú puedes saber dónde se encuentran tus heridas y por tanto, curarlas.

- La verdad es que no he entendido mucho qué es la conciencia y dónde se encuentra... pero a partir de ahora intentaré escucharla más. Gracias. Pero espera un momento... déjame escribir otro deseo.

"Que nunca deje de escuchar a mi interior, para que Nana viva para siempre"


.




Your mind belong to the brain, whose owner is you.
- Pat.







Texto inspirado por:

· Letra de la canción "Noise" - Tokio Hotel
· Melodía de la canción "Down" - Jason Walker
· Fotos relacionadas con los deseos y/o sueños
· Recuerdos de proyectos de futuro no cumplidos o no empezados
· Recuerdos de momentos personales de comidas de coco



Puppycake ~