jueves, 31 de diciembre de 2015

Últimos suspiros del 2015

Ya es tradición terminar el año con un post titulado así en Memories of a Puppycake :P

¡Se me hace raro pensar que este es el 5º año ya! Sin duda uno de los que menos he pasado por aquí, desgraciadamente... Pero no por nada malo, al menos ^^ Lo que este año puedo destacar es precisamente el haber estado ocupada, pero en cosas productivas y de las que estoy muy agradecida.

Este 2015 ha sido un año lleno de decisiones, y de cambios de chip. Cambios de chip del día a día y rutinas, en el sentido que he tenido que decidir si realmente podía llegar a todo, qué priorizar, etc. He tenido que aprender a decir "Mira, hasta aquí. No puedo dar más." Y he comprobado que los demás SIEMPRE lo entienden (al menos quien realmente es capaz de ponerse en tu lugar o a quien realmente le importas).
Un año más, he reafirmado que lo primero no es solo la salud (física), sino también la mental. Empecé estando en mil cosas y notaba que no tenía tiempo suficiente para recargar las pilas, algo muy importante para afrontar el resto de días. Porque como introvertida que soy, necesito mis momentos de calma, de estar apartada del mundo, de simplemente no hacer nada o estar en internet sin interactuar, de forma pasiva (como en YouTube o Tumblr, donde todo se limita a imágenes). Algunas personas se cargan en compañía, pero los introvertidos necesitan momentos de soledad (sana).

Al mismo tiempo, y por contradictorio que suene, este año ha sido el primero en el que he tenido un trabajo, uno de verdad (con su contrato y alta en la seguridad social). Para mí ha sido un paso importante, no solo porque así quito un poco de peso económico en casa, sino también porque ha significado que he concretado y puesto nombre a una de mis próximas metas u objetivos. Quiero viajar dentro de no mucho tiempo, y hacen falta ahorros, así que pensé que mejor ponerse a ello cuanto antes. Empecé con cosas pequeñitas, en verano dando clases a particulares (sin contrato), pero desde septiembre estoy en una academia. Estuve dos meses 4 días a la semana, unas 6h semanales, y aunque estaba contentísima con lo que iba ahorrando, no daba a basto. Pudo conmigo. Algunos en mi misma situación seguro que lo habrán sabido manejar bien y llegar a todo, pero me vi incapaz de preparar tantas clases semanales y a la vez estar al día en la universidad. El día que me tuve que saltar una clase de la uni para hacer algo de la academia llegué a la conclusión de que eso no era lo que quería.
Así que lo dejé. Parcialmente. Estuve a punto de dejarlo al 100%, pero me lo pensé y me quedé con el grupo de alemán, 2h horas semanales solamente. Me pareció que eso sí podía hacerlo y además de paso podía ir ahorrando. Muuucho más lentamente, eso sí. Me costó dar el paso porque quería ahorrar cuanto antes, pero esta experiencia me enseñó que mejor priorizar la salud y el presente, vivir feliz ahora también y no solo pensar en la meta. Que como dijo mi padre "¿quién te asegura que la vayas a ver?" Suena apocalíptico, pero siempre cabe esa posibilidad. ¿Y habrá valido la pena tener un presente estresante y agobiante? Para nada.
A veces los niños (10 y 11 años) son bastante difíciles de controlar, pero en el fondo son un amor, para mi cumple me hicieron un montón de cosas :3


Ahora voy ahorrando, muy lentamente, pero me noto mucho más feliz. Además, incluso me da para salir alguna vez con mis amigas y darle aún más color al presente, que de verdad: es importante. Mañana ya no estará.


Otra cosa que destaco de este año es haber viajado en familia a Londres, haber visto una boda inglesa y haber disfrutado todos juntos. Han sido unos días muy bonitos ^^

Haciendo el guiri por Tower Bridge London
Volviendo de Inglaterra. ¡No recordaba lo bonito que es volar!
También hemos tenido a amigas de Alemania en casa y he podido practicar un montón :D
Además, he podido quedar a menudo con mis amigas más cercanas, tanto de la uni como viejas amigas, y como dirían en inglés "spent some quality time". Es muy importante, como decimos con Berta, tener pequeños Oasis carga mucho las pilas n_n

Gracias a Dios no ha sido un año muy movido con mucha tensión (quitando alguna movida de la academia donde trabajo xD), así que espero que este 2016 sea al menos parecido en cuanto a tranquilidad, y que pueda seguir mejorando como persona y en cuanto a aspectos pendientes (como saber organizarme mejor).

Seguiré esforzándome mucho y aunque tenga menos tiempo, de vez en cuando me iré pasando por aquí :3 ¡así que espero veros!

Según mi Instagram, estas fotos son las que tuvieron más likes de 2015, pero bueno lo importante es que resuman un poco de qué ha ido: 

Cómo no, no podían faltar pandas, y comidas en cafeterías jaja


Muchas gracias a todos los que habéis formado parte del 2015 ❤ 
¡Os deseo que este 2016 esté cargado de infinidad de buenos momentos! Y si hay menos buenos, que de todo se pueda sacar una lección. ¡Todo tiene un por qué!


Gracias por seguir ahí y por dedicar un ratito a leer :)


Dejo una canción animada para acabar el año con optimismo~

¡FELIZ AÑO 2016!

jueves, 19 de noviembre de 2015

23

Ya ha pasado más de un mes, pero desde el 6 de octubre dejé de ser una 22añera (si esa palabra existe xD) y he dado paso al 23. Es curioso, ya no le doy tanta importancia como cuando llegaron los 20. Será que el cambio de cifra impone mucho más, jaja. 
Al estar rodeada de 20 añeros en clase (son 3 años más pequeños porque cambié de uni y tuve que empezar en 1º), es como si me "camuflara" y fuera una más. Realmente no noto tanta diferencia entre nosotros ^^ Como mucho que se asustan al llegar al 20 y yo en cambio estoy en plan: bueh, un año más, nada nuevo. (Oh no, la típica pasividad de gente más mayor... ¡Fuera, espíritu de adulto!).


Y es que, en realidad... los 20 son una etapa de descarga. Sobre todo se nota si en el pasado se ha sido paranoico/persona que se agobia fácilmente por la opinión de los demás (léase, yo por ejemplo xD). Que no quiere decir que lo haya superado completamente, pero sí se nota una diferencia importante. 
Como decía, es una etapa de descarga, pero no "eléctrica", sino de quitarse peso de encima. Aprendes a dejar de lado pensamientos que hagan preocuparte, aprendes a mantener la calma cuando se acerca un momento difícil o incluso cuando te pilla de repente, valoras tu propia compañía y no te pegas al primero que pase por tu lado por miedo a "ser un margi". Escoges, o a veces incluso ni eso, te dejas llevar: "si me siento bien, me quedo. Si no, ¡hasta luego, Lucas!". No esperas tanto, das porque realmente te apetece y no le das vueltas a todo lo que antes te quitaba el sueño (es decir: todo xD).

Con todo, no quiere decir que poco a poco te vuelvas un muermo (hay veinteañeros muy cañeros, depende de la persona), simplemente empiezas a aceptar tu forma de ser y te explayas, dejas que "fluya". Si un día tienes ganas de hacer el tonto, no te reprimes como lo solías hacer. Y si estás más borde, simplemente no finges. 

Lo gracioso (y paradójico) de esta década es que empiezas a entender lo que significa 'estabilidad', pero también estás dispuesto a aceptar si algún momento quieres hacer algo que "se salga de la norma" o a romper tus propios planes. Recuerdo que me pasaba en Alemania, el año pasado. Mil veces cambié los planes que había hecho para cada día, y lo mejor es que no me desconcertó. Seguí mis "instintos" o simplemente supe buscar alternativas con calma y sin agobiarme.  

Todo esto lo fui reflexionando con el paso del tiempo, pero además hace poco IU sacó una canción precisamente titulada 23 y me llamó mucho la atención. ¿Cómo vería ella esa edad que compartimos? Casualmente de forma muy parecida, con sus matices personales, pero viene a decir que estás en un momento de "no soy niña pero tampoco adulta del todo". Es curioso~

Os recomiendo activar los subtítulos en inglés, están disponibles ^^



En este blog he cumplido 18, 19, 20, 21, 22 y ahora 23. ¡Si se piensa, es raro! Cada uno ha sido diferente, pero de todo se aprende. Siempre intentaba hacer del nuevo uno mejor que el anterior, pero me he dado cuenta que no se puede. Cada uno es especial a su manera :) Así que estéis donde estéis, ¡disfrutad de ese número!

 

Y eso es todo por hoy :3
Tengo en mente varias entradas que iré subiendo próximamente, una de belleza, una reseña de anime y un texto de reflexión sobre el trabajo y el futuro (entre otras que puedan ir surgiendo).
Si alguna os interesa en especial, puedo subirla primero :D Si no, lo haré en el orden que salga fruto de la inspiración, jaja

¡Muchas gracias por la visita!
¡Buen fin de semana y no os costipéis! 

viernes, 11 de septiembre de 2015

¿A qué personaje anime me parezco? 3ª iniciativa Asian Bloggers

¡Hola!
Hoy traigo la 3ª actividad que se ha propuesto en Asian Bloggers ^_^ Me ha parecido muy entretenida (¡y difícil! Hay tantos animes de los que escoger...).



Se trata de escoger un personaje de anime con el que nos identifiquemos, así es una manera de conocernos mejor~ 
Me ha costado mucho porque siempre hay personajes con los que me identifico o que admiro y me gustaría imitar (o al menos alguna parte de su carácter), pero quedarse con un personaje que tenga el máximo de parecido es realmente difícil... Es más, seguro que cuando haga esto me acuerdo de personajes mucho más afines xD O cuando termine algún anime, seguro que encuentro otro personaje.
El caso es que he tenido que descartar a muchos porque, aunque son más bien tímidos, o bien son extremadamente serios o extremadamente angelicales, seres perfectos por cuyas venas solo circula bondad y pureza y que nunca cometen errores. 

En fin, después de meditarlo bastante (aunque sin pensar en exceso porque si no nunca me decido xD), por el momento he elegido a...




















































¡Tsumugi Kotobuki! Del anime K-ON!


Hay muchas cosas que no compartimos, empezando por el pelo rubio xD Y lo de que pertenece a una familia adinerada. Tampoco tengo tanta ropa, por lo que (aunque me encantaría), rara vez llevo prendas bonitas y recién estrenadas, como vestidos o faldas elegantes.

Ahora bien, ¿en qué nos parecemos Mugi y yo?

Para mi sorpresa, en muchas cosas, por eso terminó siendo mi personaje favorito de K-ON! (aunque Mio, Azusa y Yui son monísimas también , pero por el carácter no me sentía identificada).
A decir verdad, hace ya unos 3 años que vi la serie y hay cosas que he olvidado... pero de lo que recuerdo, tenemos en común lo siguiente:

· No sé por qué, al saludar o despedirme suelo decir siempre hola/adiós acompañado de la mano(?). Creo que empecé a hacerlo porque la gente no me oía y así al menos entendían el gesto xD


· Al estar en un grupo de amigas, suelo pasar más tiempo escuchando a las demás que hablando de mí (lo que no me molesta en absoluto~ Normalmente prefiero escuchar a los demás).


 · Como no suelo ser la que causa el jaleo en un grupo de gente, siempre que se hacen fotos suelo aparecer en los laterales. Y suelo posar sonriendo.



· Aunque cada vez lo soy menos (o al menos un poquito xD), al haber sido siempre tan tímida y más bien callada, a la mínima que expreso alguna emoción abiertamente suelen observarme con detenimiento y con cierto asombro (quien no me conoce de toda la vida, no tanto).


· Con el paso de los años me he propuesto ser el tipo de persona que me gustaría conocer y tener como amiga, así que siempre intento tratar a la gente con amabilidad y hacer que se sientan a gusto (o^^o)

Suelo sonreír con frecuencia al estar con gente para que sientan que no hay presión.
Pequeño paréntesis: De pequeña siempre me habían dicho que era muy seria y me preguntaban si estaba enfadada. Es algo que me daba mucha inseguridad... Con el paso del tiempo he ido cambiando poco a poco y ahora, años después, esa misma gente me dice que aunque sigo siendo esa niña tímida, hay una diferencia: "al hablar con alguien no dejas de sonreír".
Así que para todos aquellos que estéis intentando cambiar para mejor o simplemente mejorar algún aspecto en concreto: se puede :D ¡Ánimo! Con el tiempo saldrá solo sin esfuerzo.

· Desde que era pequeña, en los campamentos o al dormir con amigas, siempre soy la primera en quedarse dormida (o tener sueño):


· Me encanta comer dulces con té (o dulces a secas al ir a merendar por ahí).


· Cuando era adolescente, en mi grupo de amigos no me querían hacer nunca daño y eso hacía que nunca jugueteáramos a pegarnos ni nada así. Los veía a ellos pasarlo bien y reírse y quería unirme, así que alguna vez intenté ser yo la que empezara alguna bromilla para que se acostumbraran a jugar conmigo. No funcionó xD Siempre acababa en sorpresa o desconcierto por su parte. 


A veces me daban ganas de pedirlo tal cualヾ(〃゚ー゚〃)ノ
Aunque pareciera que a veces fueran a hacerlo, nunca se atrevían y acababan dándose entre ellos xD
· Siempre estoy muy pendiente de mi pelo, y a la mínima que algo no está bien me agobio mucho con ello, aunque sea un detalle.


· Suelo ser torpe en general, pero comiendo más. Si ya me pones cosas que nunca he probado o requieren ser agarradas de forma especial, mayor es el reto.



· Ni mucho menos soy un prodigio del piano como Mugi, pero me gusta mucho tocarlo ^^ Aunque aprendí flauta travesera en el conservatorio y el piano por mi cuenta, desde que tengo uso de razón he sentido una atracción especial por el piano. 


Los 3 meses que estuve en Alemania, lo echaba tanto de menos que a veces hacía ver que tocaba en la mesa de mi habitación x)


· Me encanta ir a ver sitios nuevos y hacer turismo. Si es un sitio al que tenía muchas ganas de ir, lo señalo todo y le hago fotos a cada esquina.



(Os podéis hacer una idea de cómo estaba el año pasado en Disneyland París xD)

· Aunque tenga ese "aspecto" de persona tranquila y calmada, tengo un gusto musical variado y hay días que solo escucho rock o estilos más movidos. Tuve unos años bastante "emo", por cierto xD Lo mismo pasa con estilos de películas (aunque odio las de miedo). 

Uno de esos días "darks" xD
· A la mínima que me descontrole con la comida, se me nota. Y siempre he envidiado un poco a quien le pasa lo contrario, que puede comer de todo :'D (que también tiene sus contras).

Aquí se están quejando a Yui porque dice que "por mucho que coma, no engordo". 
· Excepto en mi casa, el resto de gente cree que nunca podría enfadarme y si lo hago les provoca cierta risa, lo que me hace perder la seriedad.


· Aunque soy muy cariñosa, si no es con mi familia me cuesta mucho dar muestras de cariño. Pero por suerte siempre acabo recibiendo y así es más fácil corresponder (*^▽^*)


Más de una vez he hecho de cojín =u=
No me importa (más bien, me hace feliz) que me dé mimos gente a quien aprecio (remarco "a quien aprecio" porque de lo contrario me incomoda mucho).


¡Y creo que esto es todo!
Me he sorprendido porque al ir buscando imágenes iba recordando más cosas que tenemos en común c:

Si os animáis a hacer esto, ¡me encantará ver qué personaje escogéis!
¿Conocíais a Mugi

Pues nada, el lunes que viene ya empiezo oficialmente a trabajar en una academia, así que estoy muuuuy nerviosa y por eso no ando mucho por estos lares :_D Lo tienen todo muy bien planificado y  a veces me agobio preguntándome si estaré a la altura o con la opinión de los padres de los niños... Suerte que somos muchos profes y nos apoyamos, pero me veo muy inexperta a su lado x) (y eso que 3 chicas son de mi edad). 
¡A ver esta nueva experiencia!

Ánimo a los que empezáis las clases ♡
¡Gracias por la visita!

viernes, 21 de agosto de 2015

Mitología japonesa: Kitsune

¡Holaa!
Hoy vengo con un post que se propuso en el grupo de la iniciativa Asian Bloggers ^^


Hacía tiempo que quería hacerlo porque me pareció una idea muy interesante, pero como ya dije, los trabajos y demás compromisos me han tenido ocupada... Estas vacaciones tienen menos de vacaciones que yo de rusa (?) xD

En fin, el tema de hoy es...

¡Seres mitológicos japoneses!

 

Tengo que admitir que la mayoría siempre me han parecido bastante aterradores... o raros, como poco. Seguramente porque muchos son fantasmas o demonios directamente, ugh. Sin embargo, otros me parecen muy interesantes y bonitos.

El que yo he escogido es Kitsune. Seguro que muchos lo conocéis :)


Lo he escogido porque desde hace un tiempo me llama mucho la atención que en prácticamente todos los animes de fantasía (o en muchos), aparezca un personaje que es un zorro (a menudo con varias colas). Además, siempre tiene un carácter muy marcado y similar.
Seguro que si habéis visto Naruto recordáis la referencia a este personaje. O incluso antes de eso... los que visteis Pokémon como yo, ¿no os recuerda a Ninetales? Que directamente ya le han puesto en el nombre lo de las "nueve colas", no por casualidad:

Ninetales

Y bien, ¿qué nos dice la mitología japonesa sobre Kitsune? (gracias a Wikipedia por toda la info ♥️).

Lo primero es que tal cual significa 'zorro'. Por lo que he oído también suele ponerse de nombre, aunque hasta ahora solo lo he visto en chicas.
En las historias de mitología japonesa se les ilustra como seres que tienen poderes mágicos, los cuales aumentan con la edad y al ir adquiriendo más sabiduría. Según el folklore de los Yokai (o seres mitológicos japoneses), todos los zorros tienen la capacidad de convertirse en mujeres.

Hago un paréntesis para ejemplificarlo con personajes de anime que se me han venido a la mente (aunque seguro que hay más):

Renamon y Rika, de Digimon Tamers (ella es su niña elegida)

Ahri, de League of Legends
Pero hay casos donde también he visto a Kitsune con personajes masculinos (luego explicaré por qué no solo hay mujeres), como en Naruto mismo o en estos otros casos:

Tomoe, de 'Kamisama hajimemashita'

La película de 'Hotarubi no mori e' (preciosa, por cierto ♥️)
Siguiendo con la información de Kitsune, muchos cuentos tradicionales explican que usaba sus habilidades para confundir a los demás (como suelen hacer los zorros en el folklore), aunque otras historias los ilustran como guardianes fieles, amigos, amantes o incluso esposas.
Los zorros y los seres humanos vivieron muy unidos en el Japón antiguo, lo que dio lugar a que surgieran leyendas sobre estas criaturas gracias a este compañerismo entre ambos.
Aun así, a los zorros a menudos se les consideraba "animales embrujados", especialmente durante la supersticiosa era Edo (del 1603 al 1867). Se decía que eran duendes de los que uno no se podía fiar.

Shippo, de Inuyasha.
Kirara, también de Inuyasha
Con lo adorables que son los dos... ;u; ♥️

Volviendo a la mitología~

Tiene orígenes en la mitología China, debido a la constante influencia entre los países asiáticos en el pasado. En las historias de la mitología china se dice que estos zorros podían tener hasta 9 colas, así que no necesariamente todos los personajes que representan o referencian a Kitsune tienen que tener 9, con tener más de una ya te da una pista.
A pesar de que las historias del folkore japonés son muy similares a las del folkore chino, del cual proviene, algunas historias sobre Kitsune japonesas tienen elementos exclusivos de Japón.

Sobre la etimología de la palabra Kitsune, se dice que puede que provenga de la onomatopeya antigua kitsu, que se asocia con el ruido que hacen los zorros (aunque actualmente es muy arcaico y se ha sustituido por kon kon o gon gon). La partícula ne de la palabra Kitsune le aporta un tono afectivo, lo que muestra que probablemente en Japón en general se les asociaba más bien con un ser benevolente.

Hay un cuento popular que también sirve para describir un poco el origen de la palabra Kitsune y que, a diferencia de la mayoría de historias sobre un zorro que se vuelve humano para casarse con un hombre, no tiene un final trágico:
Ono, un habitante de Mino (dice una antigua leyenda japonesa del 545 d.C.) pasó mucho tiempo buscando la belleza femenina ideal. Una noche, en un vasto páramo conoció a una mujer y se casó con ella. Cuando dio a luz a su hijo, el perro de Ono simultáneamente dio a luz a un cachorrito, quien con el paso de los años fue creciendo más y más hostil hacia la mujer del páramo. Ella le rogó a su marido que lo matara, pero él se negó. Al final, un día el perro atacó a la mujer con tal furia que ella perdió todo el coraje que tenía, recuperó su forma de zorro y huyó saltando por encima de una valla.
—Puede que seas un zorro —gritaba Ono—, pero eres la madre de mi hijo y te quiero. Cuando quieras, por favor, vuelve; siempre serás bienvenida.
Así que, cada noche, ella volvía y dormía en los brazos de él.
Como el zorro vuelve con su marido cada noche en forma de mujer y se marcha cada mañana en forma de zorro, se le llama Kitsune. En el japonés clásico, kitsu-ne significa "ven y duerme", y ki-tsune significa "siempre vuelve".

Me parece una historia súper bonita :__ ¡La mitología japonesa tiene una riqueza de personajes e historias que nunca te cansas!

Siguiendo con el tema de Kitsune siendo amantes o incluso esposas, se les ilustra normalmente como mujeres amantes de hombres jóvenes. Los kitsune pueden ser los seductores, pero en este tipo de historias todo suele ser más bien romántico. Lo que normalmente pasa es que el joven se casa con un kitsune, quien demuestra ser una buena y devota esposa, sin saber que es un zorro en realidad. Al final la acaba descubriendo y ella se ve obligada a abandonarlo. En algunos casos, el marido se levanta de lo que parece un sueño, sucio, desorientado y lejos de su casa. Es entonces cuando debe volver y reconfortar, avergonzado, a su familia abandonada.

Muchas otras historias cuentan casos de esposas-zorro con hijos. Si lo que tienen son humanos, poseen cualidades físicas o sobrenaturales que pasan a sus hijos.

Otras historias hablan de kitsune que se casan entre ellos. De hecho, cuando llueve y hay un cielo despejado, se le llama kitsune no yomeiri o 'la boda de un kitsune', en referencia a un cuento popular que describe una ceremonia entre esas criaturas en tales condiciones atmosféricas. El acontecimiento se considera un buen presagio, pero los kitsune querrán venganza si se presenta alguien que no está invitado, como se ilustra en la película de Akira Kurosawa, 'Dreams'.


Volviendo a la información sobre los Kitsune, como se ha dicho, se creen que poseen una inteligencia superior, una vida muy longeva y poderes mágicos. Son un tipo de yokai o entidad espiritual, aunque eso no significa que sean fantasmas ni que sean muy distintos a los zorros comunes.
Como la palabra 'espíritu' se usa para reflejar un estado de conocimiento o sabiduría superior, todos los zorros con una vida muy larga adquieren habilidades supernaturales.

Hay dos tipos de Kitsune:

- Los zenko (善狐 literalmente 'dioses zorro'). Son zorros benevolentes y celestiales asociados con Inari (deidad japonesa del arroz), por lo que a veces simplemente se les llama 'Zorros Inari'.


- Los yako (野狐 literalmente 'zorros del campo', también llamados nogitsune) tienden a tener un carácter travieso o incluso malicioso.


Hay tradiciones de algunos pueblos que tienen aún más tipos de Kitsune, como los ninko, que son espíritus de zorros invisibles que solo pueden ser vistos por los seres humanos si son poseídos por ellos.

Ninko
Si un Kitsune tiene más de nueve colas significa que es un zorro de más edad y más poderoso; de hecho, en muchos cuentos tradicionales se dice que a un zorro solo le crecerán más de nueve colas si ha llegado a vivir 100 años. Los números de colas más comunes son una, cinco, siete y nueve. Cuando un Kitsune adquiere su novena cola, su pelaje se vuelve blanco o dorado.


Estos zorros de nueve colas, llamados kyūbi no kitsune (九尾の狐) adoptan habilidades para ver y oír cualquier cosa que esté pasando en cualquier parte del mundo. Otros cuentos les describen como seres con una sabiduría infinita (omnisciencia).

Transformación en humanos

Como se ha dicho anteriormente, los Kitsune pueden adquirir forma humana, habilidad que aprenden al alcanzar cierta edad (normalmente los 100 años, aunque otras historias dicen 50).

Un prerrequisito común para la transformación es que el zorro coloque cañas, una hoja grande o una calavera sobre su cabeza.
Las formas más habituales que adoptan los Kitsune incluyen mujeres hermosas y chicas jóvenes, aunque también pueden convertirse en hombres mayores. Las formas no se limitan por la edad o género del zorro. Un Kitsune, además, es capaz de duplicar la apariencia de una persona en concreto. Sin embargo, por lo que más se conoce a los zorros es por hacerse pasar por mujeres bellas. En el Japón medieval creían que cualquier mujer que se encontraran sola, especialmente en la oscuridad o por la noche, podría ser un zorro.

Kitsune-gao o 'cara zorro' se refiere a mujeres humanas que tienen una cara delgada con ojos muy juntos, cejas muy finas y pómulos marcados. Años atrás se consideraban esas facciones muy atractivas, y en muchas historias lo atribuían a que se trataba de zorros con forma humana.


En algunas historias, a los Kitsune les cuesta esconder sus colas cuando toman forma humana; para descubrir su verdadera naturaleza, quizás cuando el zorro se emborracha o está despistado es buen momento para buscar si tiene cola y descubrir su verdadera naturaleza.


Los Kitsune también pueden ser descubiertos cuando están con forma humana al mostrar su miedo u odio por los perros. Algunos se ponen tan nerviosos con su presencia que vuelven a su forma de zorro y huyen.

Otras habilidades sobrenaturales que se les atribuye a los Kitsune son realizar posesiones, escupir fuego o rayo (lo que se conoce como kitsunebi) por la boca o con las colas, manifestarse a voluntad en sueños de otros, volar, invisibilidad y crear ilusiones tan elaboradas que no se pueden distinguir de la realidad.
Algunas historias cuentan que los Kitsune tienen poderes aún mayores, como ser capaces de jugar con el espacio y el tiempo, volver loca a la gente o tomar formas fantásticas como un árbol de tamaño gigantesco o una segunda luna en el cielo. Otros Kitsune tienen características que recuerdan a los vampiros o succubi, que se alimentan de la vida o espíritu de los seres humanos, normalmente a través del contacto sexual (whut, quizás por eso a veces les hacen cara de perv).

Cuando un Kitsune posee a alguien (normalmente una mujer joven), el estado de estar poseído se llama Kitsunetsuki.

Kitsune como deidad

Normalmente se les asocia con Inari, la deidad sintoísta del arroz. Esto ha hecho que se haya reforzado el sentido supernatural del zorro. Al principio los Kitsune eran los mensajeros de Inari, pero a día de hoy la línea está tan borrosa que Inari Ōkami suele representarse como zorro. De igual manera, templos enteros están dedicados a Kitsune, donde los seguidores pueden dejar ofrendas.

Se especula entre los folkloristas que pudo haber una deidad sintoísta en forma de zorro que existió en el pasado. De todas formas, los zorros llevan tiempo siendo adorados como kami (deidad).
Los Inari kitsune son blancos, color de buen presagio. Tienen el poder de alejar el mal y a menudo sirven como espíritus guardianes. Además de proteger los templos Inari, se les ruega que intervengan a favor de los habitantes y en especial que ayuden a combatir los problemáticos nogitsune, espíritus de zorros que no sirven a Inari. Los zorros negros y los zorros de nueve colas también se consideran portadores de buen presagio.

Los Inari Kitsune me han recordado a Okamiden, el zorrito de un juego.
Según las creencias derivadas del fusui (feng shui), el poder del zorro sobre el mal es tal que una mera estatua de zorro puede disipar el malvado kimon, o energía, que fluye desde el noreste. Muchos templos Inari, como el famoso Fushimi Inari en Kyoto, cuentan con estatuas así, a veces un gran número de ellas.

(Nota personal: Ohh no sabía que Fushimi Inari tuviera que ver con todo esto *_*).

Fushimi Inari
Los Kitsune están relacionados con la religión budista a través de las Dakiniten, diosas que poseen un aspecto femenino de Inari. Se les suele ilustrar a lomos de un zorro blanco.


Kitsune en la actualidad

Como se ha visto, suelen aparecer en muchos anime, sobre todo en los de temática fantástica o que muestran un lado más tradicional de Japón. En los espectáculos de Kabuki se recuerdan con las máscaras.

 




¡Nada más!

Al final me ha salido un estudio súper extenso y eso que solo he consultado Wikipedia xD Iba a coger un personaje que no fuera muy largo, pero este me llamó tanto la atención que fui a por ello.
Espero que os haya parecido interesante~ Yo misma he aprendido muchas cosas que no sabía :D Sobre todo estoy feliz por saber más sobre el Fushimi Inari, que es uno de esos sitios must see algún día.

También me gustaría recomendaros el blog de mi buena amiga Berta :3 ¡Lo ha reabierto recientemente y es súper interesante!
Escribe en inglés y habla de todo un poco, pero especialmente de cosas relacionadas con Japón (hay entradas de tradiciones y similares, muy interesante y trabajado). Así que os animo a echarle un vistazo si os gustan esos temas ^^

http://thexcerption.blogspot.com.es/

Para terminar, volviendo a los zorros, dejo un vídeo de Rachel and Jun, donde visitan un lugar lleeeeno de zorros, el llamado "Pueblo de los zorros". ¡Hay hasta templos por ahí de ellos!
Es muy curioso y divertido de ver ^^




Muchas gracias por la visita
¡Disfrutad de lo que queda de verano!