martes, 26 de enero de 2016

El ahora marca el mañana




Desde principios de enero he sufrido un cambio en mí. No se trata en mi forma de ser, pero sí en la forma de hacer las cosas. En concreto: en los estudios
Nota: escribo esto porque creo que puede servirle a alguien que esté en una situación parecida o incluso esté empezando algún estudio. Personalmente, ojalá me lo hubiera tomado en serio antes. Pero si así ha pasado, así debía ser. No sé si será muy coherente o demasiado largo, aviso ^^U
Si miro atrás, al empezar la uni (incluso al ir avanzando en la ESO), no miraba más allá del año presente. Nunca planeé con demasiada antelación. Hasta entonces solo había sido "ir tirando", aunque no mentiré: siempre he estudiado. Incluso más que muchos que solo pensaban en jugar. Pero nunca llegué a proponerme darlo todo, sino simplemente "dar lo mejor dentro de mis posibilidades." Eso es lo más lógico (y sensato), pero me he dado cuenta de que, al ir poniendo el listón a una altura "asequible", que no fuera ambiciosa para mí, me iba acomodando cada vez más. Sin darme cuenta ese listón fue bajando y llegó un punto que ya casi no tenía que esforzarme porque el aprobado ya me bastaba. Y arrastré esa dinámica hasta hace unos años.

Empecé bien, con buenos hábitos, (de hecho muy pronto, en primaria). Yo sola subrayaba los libros y me hacía resúmenes, y estudiaba mínimo tres días antes del examen diciendo a mi madre que me preguntara todo lo que salía en el libro. No sé si era el miedo a suspender o a "decepcionar" en casa, pero debía sacar lo máximo posible. Y me iba bien. Una vez saqué un 8,75 en naturales y lloré, pero luego en sexto suspendí mi primer examen (de mates, así que no me extrañó tanto), así que lo vi más normal y no me frustré tanto. 

En la ESO seguí con la dinámica de primaria, encima mi mejor amiga era la más lista de clase, así que razón de más para no dormirme y "no estar a su altura" (aunque ella era inteligente y sacaba notazas sin apenas estudiar, así que tampoco podía aspirar a igualarla) x)
Luego, en cuarto de la ESO nos asustaron (y prepararon) tanto por lo que nos esperaba en bachiller, que cuando lo empezamos al año siguiente me pareció que era mucho más asequible de cómo lo pintaban. Me esforcé mucho el primer trimestre, pero veía que el resto de la clase vivía sin apenas estresarse estudiando y aun así aprobaban. Así que surgió el gran error: relajarme y dejar de dedicarle tiempo al estudio. 
Seguía aprobando, pero mis notas eran muy sosas... La máxima era un 7, incluso en inglés, que siempre había sido un 9 como mínimo (aunque que conste que la profesora fue MUY exigente con el nivel y a la hora de corregir, nos exprimió mucho).
Aunque iba más relajada, en el fondo notaba que no estaba bien. Mi 'yo' escondido no dejaba de darme codazos, diciendo "eh, que en dos años tendrás que escoger carrera". Pero yo no sabía qué carrera escoger. No sabía cuáles habían. "Idiomas, ¿pero qué exactamente? Ya lo pensaré cuando llegue el momento." Otro error. 
No sé por qué, pero desde que me relajé en primero de bachiller, no veía motivación por ningún lado. Las notas se convirtieron en números sin importancia, daba igual la uni, aún estaba lejos. Y además, ¿tan determinante era un número? (más adelante vi que sí, efectivamente). Claro que alegraba una buena nota, pero no iba a por ella con todas mis fuerzas. Si podía aprobar, ya había cumplido con mi deber. 

Terminó el instituto. En segundo de bachiller me tuve que poner las pilas sí o sí por lo que requiere el curso, pero hice el esfuerzo necesario para ir sacando notables y ya. Llegó la selectividad, y, por fin... desperté. Como siempre, tarde xD
El hecho de entrar en la universidad se hacía cada vez más real, y oírlo tan a menudo me concienció aún más. Estudié más que en todo bachiller, y encima sin estresarme. ¡Solo era cuestión de organizarse! Nada de trasnochar, empalmar o chutarme a cafés. Las semanas previas, día tras día unas horitas, y a dormir mucho. De verdad, si hay algún momento del que me sienta orgullosa, aunque sean muy pocos, uno es cómo afronté la selectividad. La nota podría haber sido mejor porque no me dio la gana de coger optativas (solo cogí 1, latín, y por nuestro profe que no enseñó nada, no aprobé). Pero me quedé satisfecha. Notaba que lo había hecho bien. Pocas sensaciones hay tan reconfortantes como ver el esfuerzo recompensado. 

No contaré el tema de entrar a la uni, nota de la sele y eso, que ya lo hice una vez jaja (aquí).

Pero lo que vengo a decir es que... el trabajo del presente es más importante de lo que pensamos. No hay que obsesionarse, por supuesto. Vivir para estudiar y obcecarse con ser el mejor no es sano, hay que dedicarse tiempo a uno mismo y a estar con hobbys. Pero también creo que hay que retarse a uno mismo. Somos más capaces de lo que pensamos. 
A veces (me pasaba a mí) no vemos el momento de empezar a ponernos en serio con los estudios porque simplemente no vemos un motivo que nos dé fuerzas o una meta clara. Lo gracioso es que, en realidad, nunca se tiene uno (del todo). La vida da muchas vueltas y a veces terminas donde menos pensabas. Pero queda algo, y es muy importante: hacerlo por ti.
Si no hay ninguna motivación para que acabes o sigas lo que estás estudiando, ¡aunque sea fíjate en hacerlo lo mejor posible para ti! Vale mucho la pena. La satisfacción es algo que se experimenta de forma personal, (que sí, los demás podrán celebrarlo contigo, pero solo tú puedes sentirlo en su totalidad).

Esa épica sensación de ver una buena nota
Como muchos sabréis, he ido a la UAB y ahora estoy en la UPF. En la UAB fui una n00b o novata, no tenía ni idea de nada. En serio, estaba en primer curso y no sabía qué narices eran los créditos, para qué servían y qué valor tenían. En cambio, los compañeros de clase siempre hablaban de sus planes de futuro (e incluso de cosas que ya habían hecho) y daban la impresión de tener el camino allanado. Yo estaba en medio sin enterarme de nada. ¿Máster? ¿Au-pair? ¿Qué es eso? Nunca me había preocupado de informarme, de qué hacer para formarme, qué programas u oportunidades de viajar había, qué pensaba hacer después de graduarme... Solo sabía que había salido del instituto y que por "cadena" ahora tocaba la universidad. Y después ya se vería. 
Siempre había ido así, con la corriente. Y en muy poco tiempo tuve que cambiar. 
Me propuse recuperar mis hábitos de estudio y centrarme en sacar buenas notas, pero con los problemas que tuve con alemán no pude sacar cosas espléndidas. Ese es otro tema, jaja.
Me di cuenta de que, aunque estudiara, ya no estaba en el instituto. Repasar un día antes se había vuelto impensable. Tuve que reconstruirlo todo, mientras muchos llevaban años con el hábito asimilado (todo por relajarme en bachiller). Por eso reitero que, aunque sea por ti mismo, te esfuerces al máximo ahora. Aunque sea te vendrá bien para el mañana.

Cuando ya me cambié a la UPF me pasó un poco como en la ESO. Llegué muy preparada, pero por circunstancias vi que no era necesario agobiarse, la gente de mi alrededor vivía muy tranquila (demasiado, a veces). Pero aun así, no caí en el mismo error y al menos me seguí preparando bien los exámenes.
Y llegó el momento en el que tuve que recuperar alguna. Ya no era por no haber estudiado, sino porque, en la universidad, no basta con "lo mínimo". Al menos en algunas asignaturas más difíciles. Vi que realmente era mejor prepararse de más que de menos, porque muchas veces salí contenta de un examen y aprobé por los pelos. ¿Qué hubiera pasado si encima hubiera ido sin apenas estudiar por confiarme? Si suspendes, el año que viene no solo la tienes que repetir, sino que te quitan la beca y pagas el doble por esa asignatura en concreto. Somos 5 en casa, como para añadir otro gasto más. 
Como he dicho al principio, aunque en la UAB recuperé el hábito de estudiar, aún no llegó a ser del todo destacable. He perdido muchas tardes distrayéndome en Internet, o en tonterías. Es cierto que ha servido, he recuperado muchos hobbys, pero he visto que realmente no era un hábito "consolidado". Tenía agujeros. Era como un remiendo, estudiar más que antes, pero aun así no lo suficiente como para estar satisfecha. Aprobar o si puede ser, pasar del 6. Todo por no saber organizarme, porque aunque no lo parezca, 24 horas dan mucho de sí. 

Este año, tercero de carrera, me propuse esforzarme más que los anteriores, que fueron años de convalidaciones y menos asignaturas. He empezado bien, pero una la tendré que recuperar. Y creo que eso me ha hecho despertar. Ha sido la que más tiempo dediqué estudiando, pero en el fondo notaba que debería haber empezado antes. Ya no se trata de la cantidad de horas, sino de ir haciendo durante el trimestre y no absorberlo todo los días antes. Parece obvio, pero mis hábitos de estudios han sido tan poco sólidos que hasta que no he suspendido no he reaccionado x) Ya recuperé una el año pasado, pero no contaba que esta cayera también, así que me ha hecho ver que no hay que dormirse. Las que parecen fáciles requieren tiempo igual. Mejor prepararse bien para todas, que confiarse. Mejor que el examen sea tirado que no que sorprenda para mal la nota final.


¿Y todo esto para qué?
Ya he dicho que aunque no hayan motivos, lo hagamos para retarnos a nosotros mismos. Pero hoy hablando con mi padre, otra cosa más me ha hecho pensar: lo que hagas en estos años de carrera determinará tu futuro y tu trabajo durante unos 45 años. ¿Qué es un grado universitario al lado de toda la etapa adulta?
Repito que no hay que obsesionarse y aislarse, no vivir y pasar la juventud viviendo para sacar matrículas de honor (en mi opinión). Pero es cierto que tenemos que tomárnoslo en serio. Es más de lo que pensamos. Ya en mi caso lo he visto a la hora de escoger optativas este año. Todos queríamos la de Traducción Audiovisual, y al ir por nota media solo han podido unos pocos. Las plazas se agotaron en unas horas x) En este caso "solo" es una optativa, pero es un pequeño reflejo de lo que será la vida. Los que hayan hecho más, elegirán más. Ya podéis tener todos el mismo título, que el que tenga buenas notas será recomendado, entrará a más sitios y a consecuencia podrá asegurarse una vida más satisfactoria (tampoco digo que de la noche a la mañana vivan de ensueño, pero tendrán muchas más puertas abiertas, sin duda).

Mi padre siempre me dice "el que hace lo que puede, no está obligado a más". Siempre creí que la había seguido a rajatabla y por eso "me excusaba", pero me he dado cuenta de que la modificaba un poco. Era más bien "con que vayas sacándolo, mientras no pases de ello totalmente, ya está, no hace falta matarse." No hace falta matarse, pero tampoco se trata de no hacer nada y esperar a que siempre vaya todo bien. Y que luego encima me extrañe si gente a que le cuesta más, pero que ha trabajado más, me pasa por delante, todo por haber aprovechado mejor el tiempo (al final la inteligencia sola no es basta, sino que es crucial organizarse). 

No sé si ha sido el ver que se acerca el fin de la carrera y el querer mirar todas las posibilidades que ofrece el mundo para los estudiantes, pero algo me ha despertado. He visto que siempre he ido enterándome tarde de las cosas y ahora lo planeo todo al 100%. Si no hago algo, que no sea porque no me he informado. Y si puedo ir a por una buena nota, iré a por todas. No importa si el número, sino saber que lo he hecho lo mejor que he podido. Si suspendo, que no sea por no haberme esforzado. Que cuando pasen unos años, no diga "ay, ahora volvería y me esforzaría más, no costaba tanto ponerse." Que no diga "hubiera llegado lejos, pero no di todo mi potencial." 
Tener capacidad y desaprovecharla es muy frustrante, sobre todo cuando después ves a otros con tus mismas capacidades lo han conseguido y tú solo puedes decir "no era consciente" o "si lo hubiera sabido...".

Os animo a retaros :) A ver de qué sois capaces si realmente os esforzáis de verdad. A veces, así se descubren capacidades que estaban escondidas en ti. Encima no se pierde nada, porque incluso si quieres pasarlo bien y tener tiempo para ti, solo se trata de organizar el tiempo. El trabajo que se dedique a diario es muy importante, será peso que quites los días antes del examen.


Yo, como siempre, me he dado cuenta un poco tarde. Pero sé que todo ha servido, quizás es la única forma de hacerme despertar. Así que si os pasa como a mí, nunca es tarde, empezad hoy mismo a caminar con pasos más firmes ^^ De todo se aprende.

Y como me dijeron no hace mucho y que me impactó muchísimo, cuando vayas a un examen: 
Relájate, y disfruta.


Todos dicen que nadie va feliz a un examen. Pero se puede. Es tu decisión. Y si vas tranquilo, sabiendo que has hecho lo que has podido, siempre sale todo mucho mejor.

¡Gracias por leer!
Y ánimo con los estudios



jueves, 7 de enero de 2016

Reseña anime: One punch man


Sin duda, una de las series más esperadas y más exitosas no solo de la temporada pasada, sino también (me a atrevería decir) del año 2015.

Cuando con mi amiga miramos el calendario de animes nuevos que se emitirán, siempre nos fijamos en unos cuantos y decidimos que serán los que seguiremos. Este, por alguna razón, nos llamó la atención desde el principio (y eso que los shonen en sí no suelen ser mis "must watch", y más si son básicamente de lucha). Creo que fue ver que había mucho hype y no entender el por qué de esta portada: 

¿Qué hace ese calvo con cara rara en primer plano? ¿Por qué tanta sensación de "épico"?
Esa es la pregunta que nos hicimos, básicamente xD
Lo primero que pensamos fue que sería tipo Bobobo, humor absurdo mezclado con luchas y efectos especiales súper currados que merecería cualquier serie calificada de 'obra maestra'. Animes odiados o amados, que en mi caso (por si os pica la curiosidad): me encantan xD A veces va bien tomarse un respiro de tanta historia profunda y echarse unas risas cuando ves que no hay sentido por ninguna parte, pero sin que sea soso o tonto. Tienen algo estas series, me es difícil explicarlo.

Bobobo
Según Berta, que hace unos meses estuvo en Tokyo unas 4 semanas, cuando estaba por allí veía muchos anuncios y mucha promoción del anime One punch man, así que aún daban más ganas de decubrir si todo ese hype reflejaba que se avecinaba una serie de estas que darían que hablar.
Al volver, ella lo siguió al día, pero yo esperé un poco a ver cuál era su valoración (me hace una idea y me sirve de guía para saber si empezar un anime o no). Soy muy afortunada de contar con alguien que conozca mis gustos y me ahorre el dilema de empezar uno o no ^_^

En fin, que según decía, le había gustado de momento, era muy épico y también tenía muchos momentos graciosos, así que valía la pena verlo. Pero yo como siempre esperé un poco más xD (tengo un pequeño problema con la procrastinación). Eso sí, una vez me vi dos episodios, me di cuenta: 
"Se trata de uno de esos anime."

¡No podía dejar de verlo!

Tal que así, estaba, aunque con tablet. (Anime: Hataraku maou-sama! Muy bueno, también~)
No es que la historia te deje con una intriga inaguantable en cada episodio, ni siquiera es que quieras ver cómo avanzará una relación entre dos personajes. Simplemente quieres que siga, ver a Saitama (el prota) viviendo un día más y ver qué hace. Y reír, porque hay muchos momentos absurdos que a veces te pillan desprevenido xD

Y sin más dilación, pasemos al primer apartado.


· Sinopsis

 

La acción se desarrolla en una ciudad parecida a Tokio, pero no lo es del todo (le llaman Ciudad Z), ya que en ella aparecen con frecuencia muchos monstruos y seres ficticios que atacan y amenazan a la humanidad. Saitama (el protagonista), será quien se enfrente a ellos, ya que alberga una fuerza increíble. Lo más curioso es que es una persona de lo más corriente y con una forma de ser que pasa desapercibida.
También hay varios "héroes" más que van protegiendo la ciudad, pero no van conociéndose hasta que no se va avanzando un poco en la historia (además que se centra principalmente en Saitama y Genos, que decidirá acompañarle). 

Genos (izquierda) y Saitama (derecha)
A simple vista la historia parece bastante sencilla, pero ya digo que con cada episodio se viven luchas muy intensas y a la vez momentos muy graciosos, así que de alguna manera acabas enganchado. Además, la forma de ser de Saitama es tan poco "heroica" o pedante, que te cae bien desde el primer momento y te pica la curiosidad el querer saber cómo le afectará cada situación y qué piensa de todo en general. He de decir que en muchos momentos Saitama me ha dejado pensando con sus palabras y actitud de sencillez y humildad x) 

· Apartado técnico (animación y música)


Por si no queda claro con las pocas imágenes que he puesto, la animación es MUY buena. Se agradece dar con anime que veas que se han currado, tanto con el estilo de personajes como con la animación en general, planos, efectos, movimientos, etc. No es para menos, el estudio que lo lleva es Madhouse. Todo dicho xD (Click aquí para ver otros animes dirigidos por este estudio).

Y os dejo unos cuantos gif de ejemplo: 






Y si pensábais que con esto el manga quedaría por debajo, os equivocáis: está a la altura e incluso es mejor en muchas escenas '0'
Mirad por ejemplo esta:


Está claro que darle la tarea de animar a Madhouse no fue nada pretencioso por parte de los que se encargaban del manga. Tenía que ser uno que le dejara a la altura. 

En cuanto a la música, también está muy bien (no puede ser que una animación de cine vaya acompañada de una sinfonía mediocre xD). Es muy acertada y complementa muy bien las escenas, le añade incluso más sensación épica a muchos momentos. Me recuerda a veces a Kill la Kill o Ataque a los titanes. Y el opening es cañero, para que te hagas una idea de lo que te encontrarás. Me parece de lo más acertado: 


Suenan muchas guitarras eléctricas así que para mí es un plus~ (mi lado rockero de 16/17/18 años se asoma xD).


· Opinión personal

 

Como ya he ido comentando, es una serie de estas que aparecen una vez cada tantos años, de la que seguirá hablando durante muuucho tiempo. 

Consigue gustar a un público muy amplio, donde entra gente de todo tipo: de los que ven mucho anime, y también de los que solo ve de vez en cuando; gente que solo es de shôjo, y gente que ve de todo; gente que no está al día de anime, y gente que se lo traga todo; gente que ve el anime como "algo infantil", y gente que no se pierde ninguno. Gente que de cualquier parte y cualquier condición (aunque seguro que alguien habrá que no lo haya disfrutado, como siempre). Pero vamos, que en general es de esos que consiguen captar la atención y mantener la concentración durante los 20 pico minutos de cada episodio. 
No exagero si digo que se trata de una de esas series que se codeará con One Piece, Naruto, Fairy Tail, Bleach, Full Metal Alchemist o Hunter x Hunter. Sin ir más lejos, en Myanimelist está en la posición 11, por encima de Code Geass, El viaje de Chihiro, Haikyuu, Cowboy Bebop, La princesa Mononoke, Death Note, entre otros. Ahí la comunidad le ha atorgado una media de un 9,03

Y en Kissanime, donde yo veo los episodios, ha pasado por encima en popularidad al mismísimo One Piece (en la lista de más vistos recientemente):


Ahora ya centrándonos en mi opinión, la verdad es que tengo que decir que me ha sorprendido. Intuía que sería entretenido de ver y se veía épico, pero igualmente me ha gustado verlo y me alegro de haberlo hecho. Ha habido momentos que me han hecho reír de verdad, batallas que me han hecho decir "Uoooo", y a la vez frases que me han dejado pensando. Además, a veces hay escenas tan cotidianas que parecía sacado de la vida misma (el día a día de un joven independizado). Es una de esas series que hay que ver, aunque sea por curiosidad. Eso sí: reitero que la historia en sí o fondo tampoco es un viaje ni nada parecido que sigas con emoción, ni se trata de sucesos misteriosos que te mantienen con la intriga. Es entretenimiento, supongo que el autor quería hacer una historia de lucha y héroes diferente, un poco parodiando las típicas que sacan siempre. Empezando por hacer al protagonista opuesto a cualquier tópico o cliché xD

Si te gustan los animes con una buena animación, efectos especiales, banda sonora y te encantan las escenas de lucha acompañadas de música épica y momentos de abrir los ojos como platos de la potencia que transmite, míralo ya. Y si encima te hace gracia el humor absurdo japonés, punto extra.

Si en cambio, por muy épica que sea, muy buena animación y banda sonora que tenga, no hay manera que una historia de básicamente lucha y humor bastante absurdo te enganche, no creo que sea tu anime. De todas formas me miraría el primer episodio, aunque sea, porque a veces sorprende y te acaba gustando lo que menos esperabas. Yo personalmente intento abrirme a géneros diferentes, porque de todo se saca algo y cada uno se disfruta de una manera distinta (quitando el gore y terror, lo siento xD). 

Y ya la nota que le doy eeees...

¡9!


Le doy esa nota porque pese a ser un anime que normalmente ignoraría, me ha parecido muy épico a pesar de lo absurdo que sea a veces (como me gusta ese tipo de humor, no he tenido inconveniente xD). Y valoro mucho que se curren tanto la animación, efectos y música~ Me parece que han sabido juntar muy bien todo y resolver bien la historia.
¡Tampoco os fiéis de mi subjetividad, como siempre digo! Examinad vuestros gustos y exigencias, tened la mente abierta y dejad que el anime os sorprenda (ya sea para bien o para mal). 
Yo creo que en general no decepciona.

Por cierto, ¡en España el mes pasado sacaron el primer tomo!
Yo no lo compré porque tampoco colecciono muchas series, y en el caso de manga suelen ser series muy especiales para mí o más bien bonitas estéticamente. Pero si os gusta el estilo y el anime os encantó, que sepáis que el primer tomo viene con un puño de cartón de regalo :D jaja

Ejemplo cogido del Twitter de mi amigo Dehua: 



Que por cierto, si os interesa ver reseñas de los último manga y anime, os recomiendo su canal de Youtube. ¡Tiene un montonazo de mangas!

También se dice que Selecta Visión se ha hecho con los derechos del anime, ¡así que pronto lo tendremos doblado al español! Me encanta este resurgir de manganime que se está produciendo estos últimos años *_*

Click aquí para ver la noticia del anime en español. 


  

¡Hasta aquí la reseña!
Seguro que habéis oído hablar de One punch man, ¿pero habéis visto el anime? :) ¿Qué pensáis?

¡Muchas gracias por leer!
No dudéis en comentar si queréis compartir algo~

martes, 5 de enero de 2016

¡Échale una mano a tus manos!

Cuando hablamos de skincare o cuidado facial, tal como dice el término en español, solo pensamos en la piel que hay en nuestro rostro. Si bien es importante (y complejo) el cuidado de la piel, no solo es importante esa zona, sino que también hay otras que requieren un trato especial. Y en el caso de hoy, como el título indica, se trata de las manos :)


Hasta hace poco yo tampoco les prestaba mucha atención, no es algo que se vea a primera vista como nuestra cara. Pero después de informarme sobre las rutinas faciales y todo ese ámbito, me fijé en que en Corea del Sur también tienen una gran variedad de cremas para las manos. Me llamó la atención, pero lo que me hizo querer probar el cuidármelas más a menudo fue el comprobar que muy a menudo se las incluye en listas de partes del cuerpo que revelan antes tu edad. (Click en el enlace para ver un ejemplo). Se dice que a partir de los 20 ya empiezan a sufrir cambios, pero muchos no los notan hasta los 30, así que como siempre, mejor empezar cuanto antes.

En vez de fiarme solo de eso, decidí hacer un "experimento" y yo misma empecé a fijarme en las manos de las demás personas. Y efectivamente, antes de lo que uno piensa, se van desgastando más y más (sobre todo si además se tiene un trabajo donde se usan mucho). En cambio (cómo no) muchas coreanas siempre conservan un aspecto liso, blanco y suave. Los hechos hablaban por sí solos (¡y muchas veces en casos de gente muy joven!).

Ejemplo de manos con aspecto no tan joven


¿Qué pasos se necesitan para cuidar bien las manos?


Afortunadamente, no tantos como los del cuidado facial, y muchos los ponemos en práctica casi sin darnos cuenta.

1) Lavarlas bien: Todos lo hacemos después de habérnoslas ensuciado, antes de comer, etc. Pero es importante hacer bien el proceso. Hay que tener en cuenta que la piel tiene aceites naturales muy necesarios que pueden perderse cuando se lava en exceso o de forma errónea. Para evitarlo, lo que se recomienda es lavarse las manos sin usar agua demasiado caliente ni un jabón que sea irritante (el que se usa para lavar los platos, por ejemplo. Suena obvio pero al menos yo más de una vez lo he usado al tener ese a mano xD). El agua no debe estar muy fría tampoco, así que debe ser templada.


Sobre los jabones, los dermatólogos recomiendan los que no sequen, como Dove, Neutrogena, Basis y Olay. Los limpiadores no jabonosos como Cetaphil también van bien. Tampoco hace falta tirar solo de marcas conocidas, pero básicamente que sean jabones no agresivos, que hidraten y mantengan (o suplan) el aceite necesario de las manos. ¡Ah! Sobre todo: los jabones antibacterianos no son necesarios, ya que hay bacterias necesarias que pueden eliminar.

2) Hidratar: Una buena hidratación puede prevenir que nuestras manos se sequen, e incluso mejorarlas si ya lo están. También ayudan a que la crema haga una película sobre la piel que actúe como escudo temporal.
Mucha gente opta por usar lociones acuosas, pero no es la mejor opción, ya que el agua se evapora muy rápido. Las cremas duran más, y son especialmente necesarias para aquellos que normalmente ya tengan la piel muy seca. Eso sí, cuidado porque si nos vamos al otro extremo y optamos por cremas hechas con mucho aceite, hará que duren más pero dejará residuos en las manos.


Cuando escojamos una crema tenemos que mirar los ingredientes, y hay que vigilar porque la glicerina o ácidos alfa hidróxidos y la urea atraerán hidratación del aire que te rodea hacia tu piel, pero si el ambiente es seco no funciona. Los emolientes sustituyen los aceites que se han eliminado con el lavado y hacen la piel más suave. Pueden estar basados en agua o aceites. Algunas cremas también incluyen conservantes, para que no entren bacterias en el producto cuando se abre. Algunos, sin embargo, pueden irritar la piel, así que lo único que queda es mirar cuáles nos van bien y los que no. Finalmente, los perfumes que incluyen también pueden provocar irritación o alergias, así que si no toleramos algo en concreto, hay que fijarse que no se incluya en el producto.

3) Protege las manos con guantes cuando hagas alguna tarea que las pueda perjudicar: Puede ser un poco molesto al principio, pero al lavar los platos, podar plantas o cualquier otra actividad similar se recomienda usar guantes.
Por otro lado, sobre todo en invierno, cuando hace tanto frío hay que mantenerlas protegidas del frío para evitar que se sequen, así que hay que usar guantes de algodón que todos usamos en invierno (o que deberíamos usar más a menudo). Además, si se complementa con cremas hidratantes especiales para el invierno, estarán aún más protegidas (yo lo tuve que hacer en Alemania porque se me pelaban 'o').

 

Cuando sea verano, obviamente no hay que usar guantes, pero al estar expuestas al sol (igual que la cara), tienen que hidratarse y protegerse con cremas que tengan protección solar (al menos graduación 15).




4) Ten cuidado de tus uñas también: Eso es algo que tendría que poner más en práctica porque, aunque no me las muerda, se me rompen mucho y no les presto mucha atención.
Lo que se recomienda es:

- No morderlas
- Hidratarlas también con crema (a parte también hay aceites especiales).
- No cortar, arrancar o usar productos químicos en las cutículas.

Cutícula: la parte que tiene crema
- Limar las uñas con materiales suaves.
- No usar la acetona para quitar los pintauñas por la zona de la cutícula (en la medida de lo posible).
- Mantener las uñas limpias.
- Se recomienda cortar las uñas en una forma más bien redondeada para que estén más fuertes.

5) Cuida tu dieta: Otra vez vuelve a aparecer el apartado que tanto queremos ignorar xD ¡Pero es tan importante cuidarse el cuerpo por dentro! Todo se reflejará en el exterior, y las manos no son una excepción. Dicen estudios que una dieta llena de vitamina C y que controla las grasas y los hidratos de carbono, ayuda a que la piel se vea más joven. También es importante estar hidratado, así que ¡a beber mucha agua!

Evitar el tabaco es importante también, ya que eso acelera el proceso de aparición de las arrugas, incluidas las manos.

También hay que vigilar y controlar el estrés, ya que se reflejará en la piel en forma de eccema, en el mal estado de las uñas, etc.



¿Qué productos uso y recomiendo?


Gracias a Raquel, en 2015 he podido probar una crema de manos coreana adorable   Me mandó la foquita de Etude House por navidad, y antes de ir a dormir y de salir de casa me la he ido poniendo algunos días (no siempre para no gastarla ;u;). ¡Noté las manos mucho más suaves y protegidas! La de la foquita lleva té verde, así que estoy muy contenta porque es un ingrediente que me encanta, ¡va bien para todo!
Muchas gracias



Como he comentado, en invierno en Alemania tuve que comprarme una crema de manos para el frío, ya que allí era mucho más intenso y mis manos acabaron rojísimas. Me puse esta de Essence y a parte de oler genial me ayudó mucho ^^


A parte, algunas veces uso un exfoliante. Por suerte, en casa aún queda uno de Mary Kay que mi madre compró a una amiga, así que una vez o dos a la semana me gusta usarlo. ¡Se notan las manos mucho más suaves al instante! Eso sí, reitero lo de no abusar porque también puede irritarlas.


Este además me gusta mucho porque huele a melocotón


 

¡Y hasta aquí el post!
Ha quedado mucho más largo de lo que creía, jaja

¿Usáis también cremas de manos? :)
Son una parte del cuerpo muy importante y que con frecuencia se pasan por alto, así que espero que a partir de ahora (si no lo hacíais ya), les dediquéis un poquito más~ Notaréis la diferencia ^^

¡Muchas gracias por la visita y por leer!
Espero que paséis unos felices Reyes
(Yo ya gasté el dinero en unos manga, jeje)

Ya nos veremos

sábado, 2 de enero de 2016

Review anime: Love Live! School Idol Project


¡Empezamos con la primera review del 2016! A ver si le cojo el gusto y sigo con más, jaja

Este es uno de esos anime que siempre ves anunciado por todas partes, del que se hace un montonazo de merchandising y del que (casi siempre) piensas que se tratará de uno de esos que solo son un boom sin mucho fondo que se pasan en uno o dos años. Ya me ha pasado varias veces que me callan la boca porque al final me acaban gustando más de lo que esperaba xD Y con Love Live, efectivamente, ha vuelto a pasarme. Me ha encantado Tardé en verla porque pensaba que sería como las muchas que ha habido de magical girls coloridas o de idols, pero me equivoqué. Luego lo comento en la parte de opinión personal~

 · Sinopsis


La historia empieza centrándose en un grupo de tres amigas que asisten a 2º año (en el modelo de instituto japonés, en el que hay 3 en total y luego vendría la universidad, si no me equivoco). 
Son KotoriHonoka y Umi (respectivamente):



Están en la época de promocionar las escuelas al acercarse la temporada de inscripciones de nuevos alumnos, y el insituto al que van las 3 amenaza con ser cerrado debido a la falta de solicitudes de futuros estudiantes. Honoka investiga y llega a la conclusión de que hace falta una mejor publicidad, y al ver una de las escuelas más demandadas, ve que cuentan con un grupo de idols que atraen a mucha gente. Y supongo que imagináis qué sucede a partir de aquí... sí, decide formar su propio grupo de idols en representación de su instituto para que llegue a mucha gente. 

Al principio son solo ellas 3, pero poco a poco y después de bastantes dificultades, se van uniendo más miembros hasta que llegan a ser un grupo de 9 chicas: 


Aunque ya se sabe desde el episodio 1 que acaban siendo este grupo de chicas, es interesante porque no se forma de golpe, ¡de hecho se lo piensan bastante! Ves la historia de cada una y las motivaciones que tienen, así que se ve que hay un progreso de la historia muy definido y que te mantiene con las ganas de saber qué pasará después. 

Con el paso de los episodios se va viendo cómo ensayan, cómo van progresando, la forma en que van haciéndose más y más conocidas y cómo va avanzando el grupo en conjunto. Es bonito porque casi puedes apreciar por ti mismo cómo van mejorando. Además, cada canción es muy única y muy colorida, y lo curioso es que están relacionadas con lo que haya pasado ese episodio. 

Hay mucho sentimiento, ya digo que no es un mero "show" de idols siendo kawaii y sin mucho fondo, al contrario. Con el transcurso de la historia al final solo quieres verlas felices, que todo les va saliendo bien. Porque hay muchos momentos difíciles y que muchos personajes lo pasan mal. Ese es otro aspecto importante: hay tantos miembros que se abarcan muchas formas de ser y es prácticamente imposible no identificarse con alguna. Eso sí, están muy estereotipadas, ves enseguida quién es la dura, la tímida, etc. Pero es gracioso elegir la que te gusta más~  

Cuenta con 2 temporadas y recientemente (en 2015) se proyectó una película que tuvo muchísimo éxito en Japón.



En la primera temporada se centra más en conseguir promocionar el instituto al que asisten, mientras que la segunda aspiran a una meta mucho más alta. 

Captura del primer opening
Y ahora pasamos al siguiente punto:

· Apartado técnico (animación y música) 

 

En cuanto al estilo de animación (dirigido por el estudio Sunrise, click aquí para ver otros animes que han llevado), fue una de las razones que me animó a empezar a ver la serie. Me pareció muy colorido, brillante, fluido y con unos rasgos adorables. Me gusta que un anime también sea bonito estéticamente, es agradable. 





En las partes de baile se aprecia mucho el trabajo, pero por otro lado, una de las cosas que no me gustó fue precisamente que en los bailes también usan mucho animaciones en 3D. Parecen muñecas y se ve algo forzado xD Es cierto que las van alternando con la animación en 2D y te acostumbras rápido, pero recuerdo ver tráilers y que ese aspecto me echara para atrás.

Ejemplo:


También es comprensible que se use porque son muchos bailes y muchos movimientos, pero bueno es una de las cosas que no me gustan, jaja.

Otro aspecto que no me gustó es que la estética de las chicas cambia en los videoclips anteriores al anime, algunas incluso cambian un poco el color de pelo y peinado. Las veo más feas las anteriores x)

No anime
Anime
En cuanto a la música, como podréis imaginar está plagado de canciones, pero hay muchas que son bonitas y con significado, otras son más bailables, pero siempre hay alguna que te gusta. En mi caso, me encanta el primer opening, Star Dash y Dancing Stars on me. 

Luego hay un montón de singles a parte, que no salen en la serie, y lo más curioso es que muchos son anteriores. Salieron antes de que se hiciera el anime, así que imagino que la idea vino después del éxito que pudieran tener las canciones.

Además también han ido sacando juegos, incluida una app gratuita para el móvil donde juegas con las canciones y ganas cartas coleccionables (yo voy jugando de vez en cuando xD).

El grupo de seiyuus o actrices de doblaje que les ponen voz a cada una, también han sacado partido a la serie y han hecho conciertos representando al grupo de las chicas, cada una siendo el personaje a quien pone voz. Han tenido muuucho éxito, pero justamente este año darán su último concierto. Llevan desde 2013.

 

 Opinión personal

 

Como he ido comentando, aunque parezca un anime con mucho hype y poco fondo, a mí me sorprendió. Ya había visto K-ON! anteriormente y pensaba que sería más de lo mismo, pero aunque se centre en la música y el grupo de idols básicamente, han sabido ponerle una historia con su evolución y deteniéndose en la forma de ser de cada una, las cuales están muy marcadas. También hay muchas canciones diferentes y cada una con su vestuario, así que a quien le gusten estas cosas disfrutará mucho (no sé cómo no la había visto antes teniendo en cuenta que siempre miro dance covers y bailes en general xD). 
Es muy emotiva y recuerdo que me encantaba ver cada episodio porque me contagiaban optimismo, ganas de trabajar y de soñar. Además que el primer opening y el segundo ending me encantaron ❤️ 

No sé por qué no me acababa de convencer cuando mi amiga me decía que me iba a gustar e insistía en que la viera, pero al final acabé llorando en el último episodio y en algún momento suelto Hay que ver, jaja. Creo que tendré que dejar de decir "este no me gustará", jaja.
No lloraba con un anime desde... ni lo recuerdo xD (es que digo "llorar con un anime" y solo se me viene Clannad jajajaja. Madre mía en la segunda temporada me quedé seca).


En fin, de nota le doy un...

8


He tenido la tentación de ponerle más, pero siendo un poco objetiva tampoco es una historia que te cambie la vida ni te deje pensando. Es bonita, positiva y muy emotiva, pero es más de entretenimiento que no una obra maestra. Eso sí, sé que el impacte que cause en cada uno es distinto, seguro que a algunos les llega mucho y a otros no les dice nada. A mí me dejó una sensación buena ^^ De hecho me dio ganas de ver las ovas, pelis y cosas aparte que haya, jaja. 

Hoy mismo al ir por Barcelona me topé con figuritas sorpresa y no pude evitar comprar una. Me tocó Kotori:

No es "oficial" del todo, pero valía más baratita y no soy muy quisquillosa jej
Mis favoritas son Hanayo y Honoka, pero como en realidad acabas cogiéndole cariño a todas, no me ha sabido mal que haya sido Kotori (dentro de lo que cabe es de las que más me gustan, aunque no sea una de las 2 que más). 

Mis favoritas: 

Hanayo

Honoka

Honoka es la típica protagonista alocada y a veces cansa un poco su carácter, pero contagia mucho optimismo y... me gusta mucho su pelo '3' (sí, suma puntos eso jaja).


 

¡Pues hasta aquí el análisis!

¿Habéis visto el anime? :)
Creo que al menos tiene que dársele una oportunidad. A no ser que te crispen de los nervios las voces de niñas idols o no te gusten nada los shojos de instituto (y sin romances de por medio), creo que vale la pena verla~ La amistad que van forjando y cómo van creciendo juntas es algo muy bonito.


¡Gracias por leer!
Si os apetece comentar estaré encantada de leer vuestra opinión y responder ^_^

¡Nos vemos!